Policía vasca frustró atentado contra el rey de España

Ocho lanzagranadas listos para ser usados fueron decomisados hoy en una colina cercana al museo Chillida, al norte del País Vasco, donde el rey Juan Carlos y la reina Sofía participaban en la inauguración del centro artístico. Las armas esaban preparadas para estallar a 600 metros del lugar.

16 de Septiembre de 2000 | 09:11 | AFP
HERNANI.- La policía autónoma vasca impidió un atentado contra el rey de España y el jefe de gobierno José María Aznar cerca del museo Chillida, en Hernani (País vasco, norte), al decomisar el sábado ocho lanzagranadas listos para ser usados, confirmó la policía vasca.

El monarca y la reina Sofía participan este sábado desde el mediodía en la inauguración del museo del escultor vasco Eduardo Chillida.

A primeras horas de la tarde estarán acompañados en esta visita por el jefe del gobierno español, José María Aznar, y el canciller alemán, Gerhard Schroeder.

La policía halló tanto granadas como lanzagranadas. Estos últimos estaban listos para ser utilizados y apuntaban hacia el museo Chillida desde una colina cercana, a unos 600 metros de distancia, dijo a la AFP un portavoz de la policía vasca.

Sin embargo una total confusión reinaba el sábado en la mañana en Hernani, donde la Erzaintza, la policía autónoma vasca, y las autoridades españolas, que sospechan de la organización independentista vasca ETA, difundieron versiones contradictorias sobre este descubrimiento.

"Había tanto lanzagranadas como granadas", afirmó el portavoz de la policía vasca en la provincia de Guipúzcoa, Javier Gezala en el museo Chillida.

Las ocho granadas provistas de un mecanismo de relojería estaban preparadas para estallar a 600 metros del museo Chillida inaugurado el sábado de mañana por el rey Juan Carlos de España, declaró el delegado del gobierno en el País Vasco Español, Enrique Villar.

"Las granadas estaban preparadas para estallar en el lugar", se limitó a decir Villar a los periodistas presentes en la inauguración.

Las ocho granadas de marca Mekar 43, unidas entre sí por un cable, estaban listas para estallar y fueron desactivadas por los expertos de la policía autónoma vasca.

Habían sido colocadas en una colina vecina, en un bosque, a unos 600 metros de distancia del museo, y fueron descubiertas durante una inspección de seguridad.

Un portavoz de la policía vasca en San Sebastián afirmó no obstante que los proyectiles estaban mal orientados y no habrían podido alcanzar el museo.

El jueves, un responsable del brazo político de ETA había dicho que el rey Juan Carlos y el presidente del gobierno español José María Aznar "no serán bienvenidos" en Hernani, que es un feudo independentista en el País Vasco.

Numerosos pasquines con la inscripción vasca "Euskal Herria askatu, Hernani ez da Espainia, ¡kanpora!" ("País Vasco libre, Hernani no es España, ¡Fuera!"), fueron pegados en los muros de esta localidad de 19.000 habitantes de los suburbios de San Sebastián, gobernada por mayoría absoluta por Euskal Herritarrok (EH), el brazo político de ETA.

El presidente del gobierno español, José María Aznar, agradeció el sábado al gobierno francés su cooperación en la lucha antiterrorista, un día después del arresto en Francia del supuesto jefe de la organización separatista vasca ETA, "Iñaki de Rentería".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores