Juan Pablo II: Cristo es el camino obligatorio para llegar a Dios

Ante más de 40 mil personas que asistieron en la plaza de San Pedro a la audiencia general de los miércoles, el Pontífice afirmó que la "experiencia" de Dios no puede reducirse a una genérica "sensación de los divino", sino que ha de desarrollarse en total coherencia con el Evangelio.

20 de Septiembre de 2000 | 07:03 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Juan Pablo II afirmó hoy en el Vaticano que Cristo es el camino que siempre hay que atravesar para llegar al Padre y que la "experiencia" de Dios no puede reducirse a una genérica "sensación de lo divino", sino que ha de desarrollarse en total coherencia con el Evangelio.

Estas manifestaciones las hizo ante más de 40.000 personas, entre ellas varios miles de españoles y latinoamericanos, que asistieron en la plaza de San Pedro a la audiencia general de los miércoles.

"La manera cristiana de considerar a Dios pasa siempre a través de Cristo. El es el camino y nadie llega hasta el Padre si no es por medio de Cristo. El Hijo Predilecto es por excelencia quien nos revela al Padre", subrayó el Pontífice, que presentaba buen estado físico, aunque en algunos momentos tosió, debido al fuerte viento húmedo y caliente que durante toda la mañana azotó a la Ciudad Eterna.

El Pontífice agregó que por ello, en la óptica cristiana la experiencia de Dios jamás puede reducirse a una "genérica sensación de lo divino, como nos han enseñado los grandes místicos como san Francisco de Asís o santa Teresa de Avila", sino que ha de desarrollarse en total coherencia con el Evangelio.

A este respecto, recordó cuando el apóstol Felipe implora a Jesús "Muéstranos al Padre y nos basta" y Cristo le respondió "Quien me ha visto ha visto al Padre".

El Obispo de Roma dijo también que Cristo ha testimoniado eficazmente el amor del Padre en la parábola del hijo pródigo, en la que Jesús presenta al Padre siempre esperando al hombre pecador que regresa entre sus brazos.

Tras la catequesis, Juan Pablo II saludó en español a los fieles de España, Panamá, Puerto Rico, Venezuela, Bolivia, Chile y Argentina, a quienes animó "a amar siempre a los demás con el mismo ardor de Dios".

Concluida la audiencia, el Pontífice bendijo en la plaza de Santa Marta del Vaticano una estatua de san Marcelino Champagnat, fundador de los Hermanos Maristas de las Escuelas, regalada recientemente por la República de Costa Rica.

La estatua, obra del escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia, será colocada en un nicho externo de la basílica de San Pedro.

Antes de la audiencia el consorcio italiano que produce el jamón "San Daniele", de la región norteña del Friuli, entregó en el Vaticano un regalo muy sabroso para el Papa: cuarenta jamones de esa denominación de origen.

Los jamones fueron llevados hasta el Vaticano en un tradicional carro friuliano tirado por cuatro caballos enjaezados a la antigua usanza del Friuli. El carro partió de esta región el pasado 25 de agosto y tras recorrer 700 kilómetros llegó hoy al Vaticano con los dones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores