Líder opositor peruano quiere echar a Fujimori

El principal líder opositor peruano, Alejandro Toledo, amenazó el miércoles con sacar a sus seguidores a las calles si el debilitado presidente Alberto Fujimori se niega a renunciar para abrir paso a un gobierno de transición que llame a elecciones en cuatro meses.

20 de Septiembre de 2000 | 21:40 | Reuters
LIMA.- El principal líder opositor peruano, Alejandro Toledo, amenazó el miércoles con sacar a sus seguidores a las calles si el debilitado presidente Alberto Fujimori se niega a renunciar para abrir paso a un gobierno de transición que llame a elecciones en cuatro meses.

Sin embargo, este economista de rasgos indígenas que se convirtió en el símbolo de la resistencia contra Fujimori aclaró que participará en las conversaciones con el gobierno que la oposición planea retomar.

"Vamos a iniciar movilizaciones nacionales intensamente desde las provincias, pero siempre pacíficamente", destacó el dirigente, que saltó a la fama cuando casi vence en abril a Fujimori en unas elecciones teñidas de denuncias de fraude.

El líder opositor intentó impedir el 28 de julio pasado que Fujimori asumiera por tercera vez consecutiva su cargo, al convocar a una masiva manifestación que terminó en violentos disturbios en Lima con un saldo de seis muertos.

Toledo también exigió que el gobierno destituya al polémico asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, centro de la crisis política que obligó a Fujimori a anunciar el sábado que abandonará el poder antes de que venza su mandato en el 2005 y convocará a elecciones anticipadas.

El reinicio del diálogo entre el oficialismo y la oposición, originalmente pautado para este miércoles, fue postergado para el próximo viernes a instancias del gobierno, quien argumentó que necesita tiempo para presentar una propuesta sobre la transición y el futuro del temible Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

"No descartamos allí (por la reunión del viernes) tratar el tema de la anticipación de las elecciones y la desactivación de del servicio de inteligencia", explicó Rafael Urrelo, representante del gobierno.

Los comicios podrían realizarse en marzo, para que el nuevo presidente asuma en julio, lo que dejaría, según analistas y la oposición, un excesivo lapso con el país gobernado por un debilitado Fujimori.

"Si se espera hasta el 28 de julio (del 2001 para que asuma el nuevo gobierno), la economía pagará un alto costo", aseguró Toledo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores