Y ahora a establecerse: Cubanos rescatados reciben alta médica

Los nueve sobrevivientes esperaban hoy una decisión del sobre si pueden quedarse en Estados Unidos. Antes se había informado que el esposo del matrimonio, Rodolfo Fuentes, ya había conseguido la residencia, pero el SIN dijo hoy que no hay decisión en el caso.

21 de Septiembre de 2000 | 15:29 | AP
MIAMI.- Seis de los nueve cubanos rescatados luego de la caída de su avión al mar fueron llevados hoy jueves de Cayo Hueso a Miami para ser entrevistados en un centro de migraciones, dijeron las autoridades.

Los otros tres -un matrimonio hospitalizado por las heridas recibidas en el accidente y su hijo de 6 años- permanecían en Cayo Hueso.

El niño, Andy Fuentes, salió de compras mientras el Servicio de Inmigración y Naturalización decidía el destino de sus padres y los demás sobrevivientes.

Andy pudo adquirir zapatos, patines, una pelota de básket, una fútbol, un bate de béisbol y otros elementos.

Los nueve sobrevivientes esperaban hoy una decisión del sobre si pueden quedarse en Estados Unidos. Antes se había informado que el esposo del matrimonio, Rodolfo Fuentes, ya había conseguido la residencia, pero el SIN dijo hoy que no hay decisión en el caso.

Los seis llegaron al Centro de Detención de la avenida Krome, donde eran entrevistados por inspectores. "No se tomará una decisión sobre su situación legal inmigratoria hasta después de las entrevistas", dijo la vocera Patricia Mancha.

El décimo pasajero del avión murió cuando la nave cayó al mar el martes a unos 75 kilómetros al oeste de Cuba.

"Gracias a Dios que están bien", dijo Carlos Rodríguez, cuñado de Liliana Ponzoa, de 36 años, llevada al hospital en camilla. "Estamos muy emocionados".

Ponzoa, que sufrió cortes y laceraciones en manos y piernas, quedó internada. Los restantes sobrevivientes -dos mujeres, dos hombres y dos niños- recibieron el alta del hospital luego de un examen.

"Temíamos que no les permitieran entrar a Estados Unidos", dijo Sandra Ponzoa, la hermana de Liliana. "Pensábamos que después de lo que sufrieron, sería duro para ellos que los enviaran de vuelta".

La ley norteamericana permite a los cubanos que lleguen a tierra norteamericana solicitar la residencia. Los que son recogidos en el mar, son devueltos a Cuba, pero en este caso los sobrevivientes fueron traídos aquí debido a su estado de salud, dijo Marc Woodring, vocero de los Guardacostas. En el pasado, los refugiados cubanos recogidos en el mar y traídos a Estados Unidos generalmente recibían el permiso de residencia.

El esposo de Ponzoa, Rodolfo Fuentes, de 36 años, sufrió heridas en la cabeza y el cuello y se encontraba internado, en estado estable y evolución favorable.

El muerto fue identificado como Yudel Puig, de 24 años.

Los sobrevivientes aparte de Fuentes, Ponzoa y su hijo Andy son Pavel Puig, de 28 años; Jacquelin Viera, de 28; el piloto Lenin Iglesias Hernández; su esposa Mercedes Martínez, de 34; sus hijos Erik, de 13, y Danny, de 7.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores