Y ahora en Alemania: Camioneros protestan por precios del combustible

Siguiendo la actitud de sus pares europeros, el sector del transporte de Alemania salió protestar a las calles de Berlín por el alto precio que ha alcanzado el valor del combustible, merced a los elevados índices de impuestos que aplican los gobiernos para financiar los programas de bienestar social.

26 de Septiembre de 2000 | 11:28 | AP
BERLIN.- Miles de camioneros de toda Alemania paralizaron el tráfico en el centro de Berlín, en protesta por los elevados precios del combustible, aun cuando el gobierno ofreció a algunas compañías de transporte préstamos a bajo interés.

La protesta es la mayor realizada hasta ahora en Alemania, y sigue a manifestaciones que bloquearon el tráfico en Francia, Gran Bretaña y España, pero cedieron en días recientes. No obstante, continuaban hoy los bloqueos menores en España, donde se agotó el pescado en los mercados, y se formaban largas filas de automovilistas en las gasolineras de Grecia, por el temor a una escasez de gasolina.

Por lo menos 2.000 camiones bloquearon la avenida que conduce a través del parque Tiergarten de Berlín hasta la puerta de Brandenburgo, donde millares de personas pidieron al gobierno del Canciller Gerhard Schroeder que reduzca un "impuesto ecológico" que ha aumentado los precios del petróleo.

"El impuesto de ecología crea puestos de trabajo -"¡en el extranjero!"-, decía uno de los carteles de los manifestantes.

El gobierno alemán no dio señal alguna de ceder en la cuestión de impuestos, a diferencia de Francia, pero el ministro de Transporte Reinhard Klimmt ofreció préstamos a las empresas de transporte que tengan problemas de liquidez debido a los elevados precios del petróleo.

No obstante, la oferta fue rechazada por la asociación de camioneros y por los manifestantes.

"Cuando uno tiene un negocio sólido no necesita créditos baratos", dijo Peter Kofahl, de 43 años, que tiene su propia empresa de transporte con ocho autobuses y cuatro camiones en Rostock.

La semana pasada se anunciaron medidas para aliviar la carga financiera de los alemanes que deben viajar para ir a sus trabajos. Pero después de una concentración en la puerta de Brandenburgo, unos 2.000 manifestantes, pese a las promesas de los organizadores, rompió filas y se dirigió hacia el edificio cercano del Parlamento alemán, donde corearon la consigna de "¡Somos el pueblo!", en una repetición de los gritos de protesta que se emitían contra el gobierno comunista de Alemania Oriental.

La vicepresidenta del parlamento, Anne Fuchs, dijo a los camioneros a través de un megáfono que los legisladores comprendían sus preocupaciones, e invitó a un grupo de manifestantes al interior del edificio para diálogar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores