Oposición y gobierno peruano abordan fecha de elecciones

Los participantes en la reunión aprobaron la agenda de trabajo que abordarán este miércoles donde incorporaron la desactivación de las Comisiones del Poder Judicial y de la Fiscalía, que son interpretadas como una directa injerencia del gobierno en esas instancias.

26 de Septiembre de 2000 | 22:53 | AFP
LIMA.- El gobierno y la oposición peruanos finalizaron la noche del martes satisfactoriamente una nueva ronda de negociaciones promovida por la OEA acordando discutir el miércoles el proyecto de ley de elecciones presidenciales y legislativas anticipadas en el más breve plazo.

La reunión acabó en un ambiente de cordialidad, luego que el ministro de Justicia, Alberto Bustamante anunciara que apelarán el fallo de la fiscal que exculpó al ex asesor Vladimiro Montesinos del delito de corrupción, hecho que había provocado la ausencia de una de las centrales obreras del diálogo.

En la misma cita los participantes aprobaron la agenda de trabajo que abordarán este miércoles donde incorporaron la desactivación de las Comisiones del Poder Judicial y de la Fiscalía, que son interpretadas como una directa injerencia del gobierno en esas instancias.

La ronda de negociaciones se inició bajo una relativa tensión derivada de la tácita impunidad otorgada por el gobierno del Perú a Montesinos al facilitarle salir del país.

Esa actitud provocó la protesta de la Iglesia católica y de una de las centrales obreras que suspendió su participación en la Mesa de Diálogo, imitando a la coordinadora de Derechos Humanos.

La pieza que elevó la tensión fue motivada por la decisión de la fiscal Nina Rodríguez -que investiga si Montesinos cometió delito de corrupción por presunto soborno a un congresista para que se pase al oficialismo-, de archivar el expediente por no estar tipificado como delito en la legislación peruana.

Montesinos se encuentra actualmente en Panamá, donde pidió asilo alegando "ser un perseguido político", según una carta que le dirigió a la presidenta Mireya Moscoso reproducida en la prensa de ese país.

Precisamente esta tarde aumentaron las críticas en Panamá contra el gobierno por haber permitido el ingreso de Montesinos, al tiempo que la Dirección de Migración canceló la visa de turista a siete policías y militares peruanos que arribaron junto con el polémico ex asesor.

La situación de virtual impunidad de quien también se desempeñó como jefe de hecho de los politizados servicios de inteligencia motivó al presidente de la Conferencia Episcopal a denunciar que Perú sufre una "grave crisis moral al dar paso a la impunidad, la mentira y medias verdades".

En un comunicado remitido a la AFP, el presidente de la comisión, el obispo Luis Bambarén subrayó que el país "ve con desconcierto y hasta con estupor los últimos acontecimientos que hieren la dignidad de nuestra patria".

Bambarén hizo pública su reflexión luego de conocerse la decisión de la fiscal Rodríguez, quien explicó que sus diligencias establecieron que no está tipificado como delito en la legislación peruana el hecho de que Montesinos entregara 15.000 dólares al congresista Alberto Kouri para pasarse a filas del oficialismo, según se vio en un video difundido por la oposición hace dos semanas.

De su lado, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP-marxista) suspendió su participación en la mesa de diálogo de la OEA y llamó a una jornada nacional de lucha para este jueves en protesta por la exculpación de Montesinos, del delito de corrupción.

"Hemos decidido suspender nuestra participación en la mesa de diálogo hasta que se den las condiciones necesarias que permitan la continuación del mismo", dijo a la prensa José Luis Risco, secretario general del gremio.

La medida fue adoptada en rechazo a la resolución de la fiscal que absolvió de toda responsabilidad a Montesinos y por un decreto presidencial que agradeció al ex asesor por "sus importantes servicios prestados a la nación" cuando era funcionario del Servicio de Inteligencia Nacional.

En relación a este decrero, el gobierno retrocedió y difundió otro dando cuenta del cese de Montesinos pero omitiendo los agradecimientos.

Paralelamente, el gobierno del presidente Alberto Fujimori empieza a mostrar síntomas de debilidad al confirmarse que la alianza oficialista Perú 2000 perdió su mayoría en el Congreso tras la crisis política que se saldó con el recorte de su mandato y su no participación como candidato en elecciones generales a ser convocadas en breve plazo.

A la renuncia de cinco congresistas a la alianza gobernante, que redujo de 64 a 59 sus escaños en el Congreso unicameral de 120 miembros, se agregó hoy una desafiante declaración del todavía oficialista Jorge Pollack, que retó a Fujimori "a ser el presidente de todos los peruanos y no de su familia, o si no que renuncie".

Mientras ello ocurría en Lima, en Panamá el gobierno de la presidenta Moscoso estudiaba la solicitud de asilo político presentada por Montesinos, quien se declaró "víctima de una persecución eminentemente política".

Para tratar de impedir que se le conceda el asilo, este miércoles un grupo de abogados opuesto a la presencia del polémico peruano presentará una solicitud ante la Corte Suprema que pide el arresto de Montesinos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores