Violentos enfrentamientos en la explanada de las mezquitas

Una visita del líder de la derecha israelí Ariel Sharon a la explanada de las mezquitas en Jerusalén -tercer lugar santo del Islam- desencadenó en la mañana del jueves violentos enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes.

28 de Septiembre de 2000 | 08:17 | AFP
JERUSALEN.- Una visita del líder de la derecha israelí Ariel Sharon a la explanada de las mezquitas en Jerusalén -tercer lugar santo del Islam- desencadenó en la mañana del jueves violentos enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes.

Por lo menos cuatro palestinos resultaron heridos, dos de ellos por balas recubiertas de goma disparadas por la policía. Veinticinco policías fueron alcanzados por las piedras de los manifestantes y uno de ellos, gravemente herido, tuvo que ser hospitalizado, según testigos y fuentes policiales.

El presidente palestino Yaser Arafat condenó inmediatamente la visita de Sharon a la explanada, calificándola de "iniciativa peligrosa que atenta contra los lugares santos del Islam".

Situada en la ciudad vieja de Jerusalén, la explanada de las mezquitas se encuentra en el lugar que los judíos llaman el Monte del Templo, donde se erguía el segundo templo judío, destruido por los romanos en el año 70 de nuestra era y del que sólo queda el Muro Occidental (o de los Lamentos). Por este motivo, se lo considera el lugar más santo del judaísmo.

Como el conjunto de Jerusalén Oriental, la ciudad vieja y los lugares santos fueron conquistados y anexionados por Israel en junio de 1967, pese a que la explanada de las mezquitas siempre estuvo controlada en la práctica por el Waqf, organismo palestino encargado de la gestión de los bienes religiosos musulmanes.

Los palestinos, que quieren convertir Jerusalén oriental en la capital de su futuro Estado, exigen la soberanía en la explanada, pero Israel se niega a cedérsela.

Pese a considerar "legítimo que visite el Monte del Templo", el ministro israelí de Justicia, Yosi Beilin, consideró que Sharon "logró transformar en provocación lo que es legítimo".

"Yo deseo que logremos la paz y tengo la impresión de que Sharon quiere por el contrario mantener la tensión", declaró a la radio pública israelí.

Varios cientos de jóvenes palestinos se habían reunido de madrugada para manifestar su oposición a la visita de Sharon, líder del Likud (principal partido de la derecha israelí), acompañado de varios diputados de su formación.

Los incidentes estallaron después de que Sharon, protegido por un fuerte dispositivo policial, hubiese abandonado el lugar.

Los palestinos reunidos en la explanada apedrearon a las fuerzas de seguridad israelíes que respondieron disparando balas recubiertas de goma, según testigos.

Entre los cuatro palestinos heridos se encontraba un anciano que fue apaleado por la policía, agregaron los testigos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores