Cartel de la OPEP culmina sus sesiones en Venezuela

Los jefes de estado y de gobierno de la OPEP culminaron ayer jueves la II Cumbre de la OPEP, declarando la "resurrección" del cartel y su disposición a dialogar con los poderosos países industrializados consumidores de crudo.

28 de Septiembre de 2000 | 10:23 | AP
CARACAS.- Los jefes de estado y de gobierno de la OPEP culminaron la II Cumbre de la OPEP, declarando la "resurrección" del cartel y su disposición a dialogar con los poderosos países industrializados consumidores de crudo.

Los jefes de estado y de gobierno de los 11 socios de la OPEP mantendrán esta mañana su segunda y sesión final de trabajo para aprobar la lamada "Declaración de Caracas".

En el documento, según un borrador aprobado el ayer miércoles por los ministros, los dignatarios ratifican la importancia del crudo para las economías de sus países, así como su voluntad de buscar un sistema que garantice precios "justos y estables", y su convicción de dialogar con los consumidores.

"Debemos buscar una forma de alcanzar un precio justo y esto es importante porque si no nos aferramos a este principio, jugarán con nosotros", dijo en su exposición anoche el mandatario de Indonesia, Abdurrahman Wahid.

El anfitrión, el Presidente Hugo Chávez, ha exhortado a sus colegas a la unidad dentro de la misma organización. "Justos, seremos invencibles", dijo el Mandatario en su discurso inaugural ayer.

Pero parecería que la plegaria presidencial se enfrentó con las históricas enemistades entre algunos socios de la OPEP. El cartel casi colapsó a comienzos del año pasado con el derrumbe de los precios: 7,5 dólares.

Chávez, quien viajó a los países OPEP en agosto pasado para personalmente invitarlos a la cumbre, propuso además regularizar los encuentros cada dos o tres años, y otorgó su respaldo a la iniciativa de crear un banco de la OPEP.

Esta entidad financiera, propuesta por el mandatario de Argelia Abdelaziz Bouteflika estaría destinado a apoyar proyectos de desarrollo en los países miembros.

Y mientras los dignatarios, en una super custodiada Caracas, se desplazan en lujosas limosinas para sus debates, en Europa se mantienen las protestas por el aumento de los combustibles.

El precio del barril de crudo ha alcanzado este año sus niveles más altos en una década, cerca de los 38 dólares.

Alí Naimi, ministro de Petróleo de Arabia Saudita, el primer productor mundial de crudo, afirmó que nadie puede predecir la dirección de los precios, según la prensa saudita.

Aunque Naimi no mencionó un tope para el valor del barril, en repetidas ocasiones ha asegurado la preferencia de su país por un precio OPEP de 25 dólares.

El ministro argelino de Petróleo, Chakib Khelil, aseguró que no se producirá una significativa baja en los precios, aún con el aumento de 800.000 barriles diarios que entrarán en vigencia a partir de octubre por parte de la OPEP.

El aumento, el tercero acordado en el año por el cartel, se produjo como un intento de estabilizar los precios.

Khelil dijo además que será casi imperceptible el impacto de los 30 millones de barriles que entren a lo largo de un mes a partir de noviembre por parte de Estados Unidos.

Los barriles son parte de la reserva estratégica estadounidense, y que Washington decidió liberar también en un paso buscando amainar la volatilidad del mercado.

Para Arabia Saudita, tanto como los otros socios de la organización, el problema de las manifestaciones en Europa radica en los altos impuestos que pesan en el mundo industrializado sobre el consumo de combustibles.

La mayoría de las delegaciones han coincidido en que si bien el tema de los gravámenes es materia interna de cada país, no puede ser la OPEP la que ofrezca una solución a los consumidores del mundo industrializado, según dijo el ministro de Petróleo de Qatar, Abdullah bin Hamad Al Attiyah.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores