Senadores peronistas desafían a Vicepdte. argentino

La mayoría opositora del Senado lanzó un abierto desafío al titular de ese cuerpo, el vicepresidente Carlos Alvarez, y rechazó sus propuestas de que renuncien aquellos legisladores involucrados en denuncias de sobornos, actualmente bajo investigación judicial.

28 de Septiembre de 2000 | 12:01 | AP
BUENOS AIRES.- La mayoría peronista del Senado lanzó hoy jueves un abierto desafío al titular de ese cuerpo, el vicepresidente Carlos Alvarez, y rechazó sus propuestas de que renuncien aquellos legisladores involucrados en denuncias de sobornos, actualmente bajo investigación judicial.

Alvarez, líder de la rama centroizquierdista de la Alianza gobernante, había advertido que se negaría a presidir las sesiones del Senado, a menos que los congresistas señalados "dieran un paso al costado", sin esperar la resolución judicial.

El bloque peronista rehusó separar del cuerpo a uno de sus miembros, el senador Emilio Cantarero, involucrado en dos denuncias por corrupción y cuya renuncia es exigida por Alvarez como primer paso para intentar remontar el descrédito público que, según todas las encuestas, sufre la cámara alta. En cambio otorgó a Cantarero una licencia por 60 días.

Luego la mayoría peronista rechazó la renuncia a su banca del senador Juan Melgarejo, de la oficialista Unión Cívica Radical (UCR), quien había dimitido al ser mencionado por Cantarero como también involucrado en el cobro de sobornos. Melgarejo, que goza de general prestigio, dijo que renunciaba para ponerse a disposición de la justicia, en actitud que provocó irritación entre los peronistas.

"De aquí no se tiene que ir nadie, porque no hay motivos para renunciar", dijo José Luis Gioja, presidente del bloque peronista.

Varios senadores peronistas, entre ellos Eduardo Menem, hermano del ex Presidente Carlos Menem, atacaron duramente a Alvarez, acusándolo de "desprestigiar las instituciones".

El vicepresidente, cuyo papel cada vez más activo dentro del gobierno hizo surgir especulaciones de un eventual choque con De la Rúa, sostiene que la Alianza debe honrar su promesa preelectoral de erradicar la corrupción reiteradamente denunciada durante el gobierno de Menem.

Tuvo un choque inicial con los senadores peronistas, y con algunos de la UCR de De la Rúa, cuando a comienzos de año impulsó una depuración del personal del Senado. Denunció que unos 800 empleado eran recomendados políticos, que cobraban sueldo sin trabajar o que lo hacían en tareas políticas fuera del Senado.

Ahora anunció que se propone reformular el trabajo de las comisiones senatoriales y reducir drásticamente su número. La cámara alta argentina tiene 104 comisiones, cada una con abundante personal administrativo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores