Denuncias no terminan: revelan otra corrupción en Senado argentino

El blanco de la nueva acusación de corrupción es el senador peronista por la provincia de Santa Fe, contra quien también su correligionario Jorge Carlos Dubouly presentó una denuncia por enriquecimiento ilícito ante la Oficina Anticorrupción gubernamental.

29 de Septiembre de 2000 | 11:33 | AP
BUENOS AIRES.- Un nuevo escándalo por supuesta conducta ilícita sacudía hoy viernes a la mayoría peronista del Senado, luego que otro de sus miembros fue acusado por familiares de manejar tras bambalinas una empresa con dinero proveniente de fondos reservados de la cámara alta.

El blanco de la acusación es el senador peronista por la provincia de Santa Fe, Jorge Massat , contra quien también su correligionario Jorge Carlos Dubouly presentó una denuncia por enriquecimiento ilícito ante la Oficina Anticorrupción gubernamental.

Una sobrina de Massat, Silvina Fantín, denunció anoche ante los medios de difusión que el senador es el verdadero accionista mayoritario de la empresa Comercial Euroamericana, dedicada a la compra y venta de azúcar.

Fantín figura como titular de las acciones, pero dijo que Massat le hizo firmar un documento en el que se aclara que el senador y su esposa son los dueños de las acciones.

Agregó que en los últimos tres años la empresa manejó recursos por unos 20 millones de dólares, que provendrían de fondos reservados del Senado que manejaba Massot.

La sobrina explicó que expuso estos hechos públicamente, preocupada por una reciente inspección que la oficina de impuestos hizo a la empresa, en la que se habrían detectado irregularidades. Cuando comunicó este hecho al senador Massat, el legislador le dijo que ella tenía que asumir las responsabilidades legales.

El senador Massat desmintió hoy la afirmación de su sobrina y dijo que pedirá una investigación judicial. "Por supuesto que lo que dijo ella son mentiras", agregó. Dijo también que le resultaba sospechoso que estas acusaciones se produjeran luego de las anteriores denuncias de que fueron objeto otros senadores peronistas.

El Senado está convulsionado desde hace más de un mes por denuncias de que varios de sus miembros, la mayoría de ellos peronistas, cobraron sobornos para votar en abril pasado el proyecto gubernamental de reforma laboral. La justicia investiga esas acusaciones y ya citó a prestar declaración a 11 senadores, ocho de ellos peronistas y tres de la Alianza gubernamental.

El titular del Senado y vicepresidente de la nación, Carlos Alvarez, que pidió la investigación judicial, está impulsando una profunda depuración de la cámara alta, mediante una enérgica campaña que lo ha enfrentado con el peronismo y ha deteriorado sus relaciones con la Unión Cívica Radical (UCR) del presidente Fernando de la Rúa. Alvarez es el jefe del centroizquierdista Frente del País Solidario (Frepaso), que junto con la UCR forman la Alianza, en el poder desde el 10 de diciembre.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores