EE.UU. culpa a líder derechista de violencia en Medio Oriente

El departamento de Estado norteamericano culpó al líder de la derecha israelí, Ariel Sharon, de la violencia desatada estos últimos días en Jerusalén. El portavoz de la entidad, Richard Boucher, señaló que "estábamos muy preocupados, porque la visita de Sharon al lugar era un riesgo de tensiones, y así fue, en efecto".

29 de Septiembre de 2000 | 16:28 | Reuters
WASHINGTON.- Estados Unidos culpó este el viernes de la violencia en Jerusalén al líder derechista israelí Ariel Sharon, quien realizó una controvertida visita al Templo del Monte o al-Haram al-Sharif el jueves.

El Departamento de Estado, que conmúnmente se niega a señalar quién comienza los brotes de violencia entre israelíes y palestinos, dijo que la visita de Sharon al lugar sagrado causó tensión.

"Nosotros estábamos muy preocupados, porque la visita de Sharon al lugar era un riesgo de tensiones, y así fue, en efecto", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, en su habitual conferencia de prensa de los viernes.

La violencia aumentó el viernes cuando por lo menos cuatro palestinos murieron y más de 200 resultaron heridos en choques con la policía israelí en los alrededores del Templo del Monte.

Estados Unidos, revirtiendo su tradicional posición, pidió a ambas partes que mantengan la calma y se contengan, a fin de "evitar cualquier provocación de tensión" en el área.

"Creemos que los dirigentes de ambos lados deben evitar acciones que enciendan la situación", dijo Brocuher.

"Claramente, este es un lugar muy especial para los palestinos, israelíes, musulmanes y judíos, por lo que las necesidades e intereses de ambos lados deben respetarse", agregó.

La secretaria de estado norteamericana Madeleine Albright habló el viernes con el Presidente palestino, Yasser Arafat, sobre el proceso de paz para Oriente Medio y tiene planes de hacer lo mismo con el ministro de Relaciones Exteriores interino de Israel, Shlomo Ben-Ami, dijo Boucher.

Agregó que lo ocurrido en los últimos días mostró cuán importante había sido para ambos lados concentrarse en sus esfuerzos y alcanzar un acuerdo de paz definitivo.

"Le pedimos a ambas partes que tomen iniciativas para recuperar la calma e ignorar cualquier acción o mensajes que pudieran acalorar la situación", dijo Boucher.

Los negociadores israelíes y palestinos mantuvieron dos días de conversaciones con mediadores estadounidenses cerca de Washington esta semana, pero no hubo señales de progreso.

Las conversaciones entre Arafat y el primer ministro israelí, Ehud Barak, se interrumpieron en julio, en Camp Davis, Estados Unidos, sin llegar a un acuerdo.

Boucher también advirtió a los estadounidenses que viajen a Israel, Cisjordania y Gaza, que tomen precaución, especialmente en los alrededores de la mezquita de al-Aqsa de la amurallada y ciudad antigua de Jerusalén.

En cuanto a las conversaciones de esta semana entre israelíes y palestinos, Boucher dijo: "Hemos tenido algunas discusiones intensas por un par de días y nos mantendremos en contacto con las partes. Esperamos que ellos se mantengan en contacto entre sí".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores