Se extienden las huelgas en Yugoslavia

Un convoy de 60 camiones bloqueó hoy una importante carretera, mientras las multitudes alentaban a los conductores y la oposición buscaba apoyo para una huelga nacional que demuestre al Presidente Slobodan Milosevic que debe abandonar el poder en favor de Vojislav Kostunica.

01 de Octubre de 2000 | 15:52 | AP
BELGRADO.- Un convoy de 60 camiones bloqueó hoy una importante carretera, mientras las multitudes alentaban a los conductores y la oposición buscaba apoyo para una huelga nacional que demuestre al Presidente Slobodan Milosevic que debe abandonar el poder.

Los camiones que "ensayaron" para los bloqueos planeados para mañana recibieron vivas de los simpatizantes de la causa opositora al pasar por la ciudad de Cacak, bastión de la oposición en el centro de Yugoslavia.

Los vehículos llevaban carteles de Vojislav Kostunica, quien venció, según la oposición y los líderes occidentales, en las elecciones del 24 de septiembre. Milosevic niega esos argumentos y dice que es necesaria una segunda ronda electoral el 8 de octubre.

También hubo bloqueos menores en intersecciones de avenidas importantes en Belgrado.

"No hay manera de que convengamos en una segunda ronda, esa es ahora la ley para todos en este país", dijo Velimir Ilic, alcalde de la ciudad de Cacak. Unos 10.000 simpatizantes de la oposición se reunieron en la plaza principal de esta ciudad.

También hubo manifestaciones esporádicas y paros en los sectores vitales: la principal mina de carbón del país, una refinería y el transporte ferroviario. Las huelgas plantean la posibilidad de que ocurran apagones y escasez de combustible.

En Washington, el vocero del Consejo Nacional de Seguridad, P.J. Crowley, dijo que la oposición de Milosevic "se fortalece".

Agregó "están enviando un mensaje decidido a Milosevic: 'Su turno en el poder ha terminado'".

Pero la cautela de la oposición hace dudar si la campaña tendrá el impulso para cumplir la amenaza de paralizar por completo al país.

Milosevic parece dispuesto a capear el temporal e incluso rechazar una oferta de mediación de sus aliados rusos.

"Solamente nosotros decidiremos nuestro destino", afirmó en un discurso pronunciado ayer.

Pero las presiones internacionales aumentan contra Milosevic. El Presidente de la vecina Rumania, Emil Constantinescu, lo exhortó a que reconozca la derrota, y felicitó a Kostunica por su "victoria histórica".

Incluso el Presidente ruso Vladimir Putin, uno de sus últimos aliados, quien ofreció enviar un mediador para la crisis electoral, parece inclinarse hacia el punto de vista occidental, de que el líder está "acabado".

Durante una conversación telefónica con el Canciller alemán Gerhard Schroeder, ayer, Putin estuvo de acuerdo en que "la victoria de Kostunica expresa vigorosamente la voluntad del pueblo serbio de un cambio democrático en Yugoslavia".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores