Israelíes y palestinos acuerdan fin de la violencia

Nabil Abu Rudeineh, asesor del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, informó que el "cese del fuego" debía entrar en vigencia a las 18:00 GMT de hoy, luego de que los israelíes aceptaran retirar sus armas pesadas de los puntos de confrontación.

01 de Octubre de 2000 | 18:57 | DPA
RAMALLAH/JERUSALEN.- El Ejército israelí y la dirigencia palestina acordaron esta noche poner fin lo antes posible a los violentos enfrentamientos que se registran desde hace cuatro días en los territorios autónomos palestinos.

Nabil Abu Rudeineh, asesor del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, informó a la Agencia Alemana de Prensa (dpa) que el "cese del fuego" debía entrar en vigencia a las 18:00 GMT de hoy.

Los israelíes aceptaron retirar sus armas pesadas de los puntos de confrontación, agregó el político.

El ministro de Salud palestino, Riad Saanun, informó esta noche que durante el día de hoy murieron doce palestinos en la Franja de Gaza y Cisjordania, lo que eleva la cifra de víctimas fatales a 31, mientras que un total de 1.006 personas resultaron heridas, de ellas 220 hoy.

Pese al acuerdo, durante la noche se registraron tiroteos en diversos lugares. El Ejército israelí ubicó tanques delante de la famosa tumba de José en la ciudad de Nablus, donde durante todo el día se sucedieron escenas similares a las de una guerra civil.

Un policía fronterizo israelí falleció durante un tiroteo con militantes palestinos. El Ejército israelí amenazó con utilizar helicópteros de combate contra los palestinos armados si lo consideraba necesario.

Esta noche el vicejefe del Estado Mayor Moshe Jaalon confirmó que los israelíes emplearon por primera vez misiles antitanques LAU contra los palestinos armados.

Dos palestinos murieron por uno de estos misiles en Rafah. Los palestinos impedían el rescate de un israelí herido por los disparos, se indicó.

Un portavoz del Ejército señaló que palestinos arrojaron durante las últimas horas unas 100 bombas molotov contra un puesto militar en el asentamiento judío Netzarim. Entretanto, por la entrada de la autónoma Franja de Gaza desfilaban tanques israelíes y tropas de Infantería.

Los disturbios comenzaron el jueves, tras la visita del político opositor de derecha israelí Ariel Sharon al Monte del Templo, en Jerusalén. Este sector de la ciudad es considerado santo por musulmanes y judíos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores