Se intensifica represión china contra secta Falung Long

Según testigos presenciales, varios cientos de seguidores fueron detenidos en las últimas horas en la plaza de Tiananmen, donde ayer el grupo Falun Gong celebró la mayor concentración desde su prohibición, en julio del año pasado.

02 de Octubre de 2000 | 10:10 | EFE
BEIJING.- Más de mil seguidores del grupo neobudista Falun Gong han sido detenidos en Pekín en los últimos días, mientras la plaza de Tiananmen, centro de sus protestas, permanece hoy lunes bajo fuerte vigilancia policial.

Según testigos presenciales, varios cientos de seguidores fueron detenidos en las últimas horas en la plaza de Tiananmen, donde ayer el grupo Falun Gong celebró la mayor concentración desde su prohibición, en julio del año pasado.

Durante toda la noche y también esta mañana, miembros de Falun Gong continuaron sus gestos de protesta, al intentar desplegar pancartas con el eslogan "Falun Dafa es bueno" o realizar ejercicios de meditación, levantando los brazos y sentándose en la postura del loto.

Hoy lunes la plaza de Tiananmen continúa fuertemente vigilada, con cientos de agentes de policía vestidos de paisano camuflados entre los miles de turistas que visitan estos días el centro de Beijing.

Se estima que esta semana cien millones de turistas visitarán la capital china, coincidiendo con el 51 aniversario de la fundación de la República Popular China, una fiesta que el Gobierno esperaba tranquila, pero se está produciendo un continuo reguero de manifestaciones en favor de la libertad de culto.

Con violencia, los agentes redujeron a unos mil seguidores de Falun Gong, dándoles patadas y puñetazos e incluso arrastrándolos por los pelos para introducirlos en el furgón policial, del cual algunos intentaron saltar por la ventana.

Las manifestaciones continuarán, en menor escala, durante los próximos días, según fuentes de la secta Falun Gong, cuya página de internet anima a sus seguidores a continuar su lucha en defensa de su fe.

Desde la página cibernética "Minghui.ca", el máximo líder de Falun Gong, Li Hongzhi, anima a sus seguidores a realizar más "sacrificios" para poder alcanzar la "consumación", es decir, el estado espiritual en que la persona se libera de todos los deseos terrenales para dedicarse enteramente a su fe.

Esto demuestra que Falun Gong, que afirma tener 60 millones de seguidores en China, está perdiendo la paciencia, según analistas consultados por EFE, que todavía no entienden cómo no se han producido todavía atentados o reacciones violentas.

Desde que Falun Gong (Rueda de la Vida) fuera proscrito en julio del año pasado, unas 50.000 personas han sido detenidas, purgadas, reeducadas o internadas en campos de trabajos forzados, mientras otros 450 han sido condenados a penas de prisión, en ocasiones hasta 18 años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores