No se cansan de pelear: Arabes e israelíes intercambian disparos

Soldados israelíes y palestinos intercambiaron disparos hoy lunes en un poblado de Cisjordania, y un civil israelí murió al parecer atacado por militantes palestinos, en el quinto día de violencia en la región.

02 de Octubre de 2000 | 11:03 | AP
JERUSALEN.- Soldados israelíes y palestinos intercambiaron disparos hoy lunes en un poblado de Cisjordania, y un civil israelí murió al parecer atacado por militantes palestinos, en el quinto día de violencia en la región.

Hasta ahora 38 personas -35 palestinos y tres israelíes- han muerto por los choques, suscitados después de que el líder opositor nacionalista israelí Ariel Sharon visitara un sitio disputado en Jerusalén.

Además del judío israelí, quien murió baleado esta mañana en Bidya, Cisjordania, han muerto 30 palestinos, un árabe israelí y un policía fronterizo israelí. Unas 1.000 personas han resultado heridas.

Estallaron tiroteos intensos en un pueblo de Cisjordania y dos asediados asentamientos judíos.

En Gaza, en un destacamento militar cerca del asentamiento judío de Netzarim, los palestinos escalaron una torre abandonada y arriaron la bandera israelí.

Francotiradores palestinos dispararon hacia dentro del complejo, y los israelíes respondieron con misiles antitanque y helicópteros artillados, matando a dos palestinos e hiriendo a 35, según fuentes médicas. Los misiles causaron daños a edificios e incendiaron un automóvil.

Los palestinos parecían más dispuestos a llevar la lucha al sector civil israelí. Un hombre israelí que atravesaba Cisjordania fue muerto a tiros esta mañana, aparentemente por militantes palestinos. Un autobús escolar que se dirigía al asentamiento de Shiloh y un automóvil que se dirigía a Jericó recibieron disparos. No hubo heridos en estos incidentes.

Luego de una procesión fúnebre a la que asistieron miles de personas, cientos de palestinos se encaminaron a la Tumba de José, un pequeño enclave israelí en Naplusa.

Varios palestinos abrieron fuego contra soldados israelíes, corrieron hasta los muros del complejo de templos y dispararon hacia adentro. Los israelíes devolvieron el fuego.

Los episodios afectan cada vez más las vidas de la población israelí y palestina. Tanques israelíes tomaron posiciones al otro lado del promontorio, desde los elegantes edificios de Ramalá en Cisjordania.

Ambas partes mencionaron indicios de que la situación empeora y reina una atmósfera de guerra.

Hussein Asheikh, comandante de la fuerza de ataque palestina, dijo que la creciente lista de muertos es un "indicio de que vamos a la guerra para defendernos y defender a la nación palestina".

Una pequeña palestina, de dos años, murió anoche en el tiroteo cerca de Qusra, población al este de Naplusa.

Unas 10.000 personas asistieron al funeral de un policía palestino de 19 años, que murió asesinado. Muchos portaban carteles con las efigies de el líder palestino Yasser Arafat y su opositor, el líder militante islámico de Hamas, el jeque Ahmed Yassin.

Mahmoud Zahar dijo que "Esto prueba que es la manera apropiada de enfrentar a los israelíes en cualquier parte para que se cumplan nuestros derechos".

Los líderes de ambas partes demandan mutuamente que terminen las hostilidades. Arafat dijo: "Dejen de matar a nuestros soldados, nuestros ancianos, nuestros jóvenes, nuestras mujeres", mientras que Barak dijo a Radio Israel que "en los próximos días, lo más importante es poner un alto a los enfrentamientos y el derramamiento de sangre". El gabinete israelí se reunió hoy para tratar sobre la violencia.

Arafat dijo que el uso de helicópteros de combate y misiles antitanques muestra que los israelíes están usando tácticas demasiado enérgicas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores