A 47 llega número de muertos en Medio Oriente

Al menos cinco ciudadanos árabes murieron en el estado judío el lunes tras ser heridos a bala en los enfrentamientos con la policía israelí y un sexto murió de las heridas sufridas el domingo, de acuerdo con autoridades médicas.

02 de Octubre de 2000 | 16:40 | AP
JERUSALEN.- Los árabes israelíes intensificaron su lucha en respaldo a sus hermanos palestinos que se enfrentan a las fuerzas israelíes de seguridad, convirtiendo el lunes a partes de Galilea en zonas de guerra, mientras la cifra de muertos tras cinco días de violencia ascendió a 47.

Al menos cinco ciudadanos árabes murieron en el estado judío el lunes tras ser heridos a bala en los enfrentamientos con la policía israelí y un sexto murió de las heridas sufridas el domingo, de acuerdo con autoridades médicas.

Caminos pedregosos en el norte de Israel se convirtieron en áreas inaccesibles, mientras se desencadenaban batallas callejeras en el mayor pueblo árabe-israelí, Nazareth, y en otras pequeñas localidades.

En su otro frente, Israel envió helicópteros armados a dos de los puntos de conflicto, disparando contra una posición de seguridad palestina en Gaza e interviniendo en los enfrentamientos en el pueblo de Nablus, en Cisjordania, donde un sitio sagrado venerado por israelíes y palestinos estaba siendo asediado.

Seis palestinos y un civil israelí murieron en los violentos disturbios en la zona del lunes, de acuerdo con autoridades médicas.

El Primer Ministro de Israel, Ehub Barak, visitó los cuarteles generales de su ejército en Cisjordania y pidió al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, que haga la paz y no la guerra.

"Aún es demasiado temprano para un panegírico del proceso de paz", dijo Barak a la prensa, indicando que en su opinión el proceso aún no estaba muerto.

Por otra parte, el viceministro israelí de Defensa, Ephraim Sneh, descartó que se realicen negociaciones de paz hasta que no concluyan los enfrentamientos, y destacó el daño a las esperanzas de poner fin a 52 años de enfrentamientos.

Egipto y Siria instaron a los árabes a celebrar una cumbre lo más pronto posible para discutir el conflicto.

En Amman, Arafat y el Rey jordano Abdullah recibieron positivamente el llamado a la cumbre, indicó la agencia oficial jordana de noticias Petra tras la reunión que dos horas que sostuvieron ambos líderes.

El Presidente estadounidense Bill Clinton instó a poner fin al baño de sangre, en llamadas telefónicas a Arafat y Barak durante el fin de semana y resaltó la importancia de salvar el estancado proceso de paz.

La Casa Blanca dijo el domingo que ambas partes acordaron apoyar una investigación tripartita, liderada por Estados Unidos, sobre los últimos enfrentamientos.

Entre las víctimas del estallido de violencia se encuentran 37 palestinos, un policía fronterizo israelí, ocho árabes israelíes y un judío israelí.

Israelíes y palestinos se acusaron mutuamente por los disturbios, que comenzaron luego que el líder derechista israelí Ariel Sharon visitó la semana pasada un santuario en Jerusalén, considerado sagrado por judíos y musulmanes, mancillando el lugar según los palestinos.

Madeline Albright, secretaria de estado de Estados Unidos, dijo que la visita de Sharon había sido "definitivamente contraproducente".

En una carta a la funcionaria estadounidense, que el líder derechista israelí hizo pública el lunes, fustigó las críticas de Estados Unidos a sus acciones. "Encuentro totalmente inaceptable que su portavoz hizo una declaración rápida y falsa de que mi visita al Templo de la Montaña 'pudo haber causado tensión", dijo Sharon.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores