Keiko Fujimori: "Mi padre debió destituir a Montesinos"

La Primera Dama del Perú e hija del Mandatario Alberto Fujimori, indicó durante una entrevista a un canal televisivo que su padre erró al "no darse cuenta de la magnitud del problema que ocasionaba la presencia del doctor Vladimiro Montesinos".

02 de Octubre de 2000 | 18:33 | AFP
LIMA.- La Primera Dama de Perú, Keiko Sofía Fujimori, rompió su silencio sobre la crisis política peruana y confesó que el principal error de su padre, el Presidente Alberto Fujimori, fue no separar de sus funciones y "no darse cuenta de la magnitud del problema que ocasionaba la presencia del doctor Vladimiro Montesinos" en el gobierno.

En una aparición pública la noche del domingo en un canal de televisión de Lima, la hija mayor del gobernante recordó que su posición desde meses atrás "era decirle a mi padre que el doctor Montesinos debería de dejar sus funciones".

Tenía esa percepción desde el año pasado. "Fue como darme cuenta de una realidad diferente", dijo al precisar que se produjeron varios sucesos y escuchó quejas que le presentaron diversas personas respecto a actitudes del ex asesor de inteligencia, quien manejó de facto los servicios secretos peruanos.

Preguntada sobre cuál cree que fue el error de su padre, respondió: "No darse cuenta de la magnitud del problema que ocasionaba la presencia de Montesinos".

"Mi padre confiaba en el doctor Montesinos. Para él era una persona de confianza y no hacía caso a los rumores que podía escuchar. Creo que ahora se ha dado cuenta, de lo cual estoy muy contenta", remarcó.

En el caso que pudiera decirle algo al polémico personaje, actualmente en Panamá, donde está solicitando asilo, le diría "que no regrese al país".

De 25 años de edad, Keiko Sofía se mantenía al margen de los avatares de la política y ha comenzado a ganar espacios. Comienza a desempeñar un papel importante en las decisiones de su padre con quien algunas veces marcó distancias, aunque muy discretamente.

Hace dos años, Keiko Sofía sorprendió a los medios políticos cuando opinó que su padre no debería ir a una segunda reelección, sobre todo en un momento en que el oficialismo alentaba con insistencia la idea de que siga en el poder por un tercer gobierno consecutivo.

Incluso llegó a firmar los planillones a favor de realizar un referéndum para consultar si su padre debía postular. La consulta no se realizó finalmente.

El peso que va adquiriendo Keiko en las decisiones de gobierno quedó demostrado cuando Fujimori reveló que su decisión de convocar a nuevas elecciones y de desactivar el Sistema de Inteligencia Nacional (SIN), anunciadas el pasado 16 de setiembre, fue consultada únicamente con ella.

El pasado 19 de setiembre, días después del anuncio presidencial y en medio de una grave crisis política, Keiko acompañó al jefe de Estado a las puertas de Palacio de Gobierno y trepó con él por unas rejas de hierro hasta una columna para saludar a simpatizantes del mandatario.

La crisis estalló con un revelador vídeo en que se aprecia a Montesinos entregando 15.000 dólares como presunto soborno a un congresista opositor para que se pase al partido de gobierno.

La Primera Dama comentó que el viaje del presidente a Estados Unidos para reunirse con el secretario general de la OEA y con altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos neutralizó cualquier intento de golpe de estado en el país.

"Ahora el presidente esta más fortalecido igual que la democracia en el Perú", consideró.

Para Keiko Sofía, el futuro de su padre, una vez que deje el poder en julio del próximo año, será "sentar las bases del fujimorismo sin Fujimori".

En cuanto a sus planes personales, no descartó su partipación en la política peruana. "No hay que decir de esta agua no hay que beber, pero por ahora no", dijo y adelantó que al dejar el poder empezará a buscar trabajo en el sector privado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores