Congreso estadounidense aplazó discusión para levantar embargo a Cuba

Después de tres horas de reunión, el "comité de conferencia" del Senado y la Cámara de Representantes decidió dejar el asunto de Cuba para una próxima sesión, que pudiera tener lugar mañana, miércoles, pues prefirieron irse a ver el debate presidencial de esta noche.

03 de Octubre de 2000 | 22:05 | EFE
WASHINGTON.- El grupo de senadores y representantes de EE.UU. que negocia el acuerdo sobre el futuro de las sanciones contra la venta de alimentos y medicinas a Cuba aplazó esta noche tomar una determinación final.

Después de tres horas de reunión, el "comité de conferencia" del Senado y la Cámara de Representantes decidió dejar el asunto de Cuba para una próxima sesión, que pudiera tener lugar mañana, miércoles, pues prefirieron irse a ver el debate presidencial de esta noche.

El senador demócrata Byron Dorgan, Dakota del Norte, y uno de los negociadores del Senado, dijo que insistirá en que se levante el embargo contra la venta de productos agrícolas y medicinas sin las restricciones que propone la Cámara Baja.

"Si permiten una votación en el comité de conferencia, estoy confiado en que prevalecerá la versión del Senado", indicó a EFE Dorgan, al concluir la reunión en el Capitolio.

La legislación que permitiría la venta de productos agrícolas y medicinas a Cuba está incluida en el proyecto de presupuesto para el año fiscal 2001 del Departamento de Agricultura.

La veintena de senadores y representantes que intenta armonizar las versiones del proyecto agrícola que aprobaron las cámaras legislativas sólo consideró esta noche una de las tres partes de la medida.

El asunto de las sanciones económicas, en el que se incluye a Cuba, será el último que se traerá a debate, por considerarse el más conflictivo, dijo el presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, el republicano C.W. Young.

Preliminarmente, los líderes republicanos del Senado y la Cámara de Representantes acordaron prohibir que se utilicen créditos públicos o privados de EE.UU. para financiar la venta de alimentos o medicinas a Cuba.

También han dado su visto bueno a una enmienda que pondría en manos del Congreso el poder para levantar la prohibición a los viajes de turistas estadounidenses al país caribeño.

Pero el senador Dorgan y otros de sus colegas promueven que se derrote, por lo menos, la prohibición al uso de créditos privados para vender productos a Cuba y la enmienda que otorgaría al Congreso el poder sobre la prohibición de los viajes turísticos a La Habana.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Trent Lott, sin embargo, apoya el acuerdo de la Cámara baja y cree que debe ser suficiente para la aprobación final del proyecto de asignaciones agrícolas, que totaliza 75.000 millones de dólares.

"Puede que haya algunos intentos de senadores para cambiar el acuerdo, pero creo que vamos a derrotar esos esfuerzos", dijo a EFE el representante republicano Lincoln Díaz Balart (Florida), quien ayudó a redactar el acuerdo de la Cámara baja.

Las empresas agrícolas han hecho presión en el Congreso en favor de levantar las sanciones contra Cuba, como parte de una iniciativa que también eliminaría la prohibición de vender productos agrícolas y medicinas a Libia, Irán, Sudán y Corea del Norte.

Antes del embargo económico de EE.UU. contra Cuba, que se puso en marcha hace cuatro décadas, el país caribeño era el principal comprador de arroz estadounidense.

No obstante, sin el acceso a créditos públicos o privados y dados los problemas económicos de Cuba, el impacto de esta legislación estadounidense podría tener muy poco efecto, según los que apoyan eliminar las restricciones impuestas en la Cámara baja.

La reunión de esta noche forma parte de una carrera contrarreloj del Congreso estadounidense con el objetivo de aprobar los proyectos que integran el presupuesto de gastos para el año fiscal 2001, que comenzó el pasado día 1.

Los legisladores tienen previsto aprobar esta semana una nueva resolución que extienda hasta el 14 de octubre la vigencia del actual presupuesto de gastos, con la esperanza de que sea tiempo suficiente para aprobar todas las asignaciones fiscales del 2001.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores