Arafat pone condiciones para reactivar el proceso de paz

El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) afirmó, tras reunirse con Chirac en el Elíseo, que cualquier contacto directo con Barak depende de que Israel acepte la creación de una comisión de investigación internacional, que esclarezca los peores enfrentamientos entre israelíes y palestinos desde 1996.

04 de Octubre de 2000 | 07:42 | EFE
PARIS.- Los líderes israelí, Ehud Barak, y palestino, Yaser Arafat, se reunieron hoy miércoles en París con la secretaria de Estado norteamericano, Madeleine Albright, en un intento de poner fin a los sangrientos enfrentamientos que amenazan el proceso de paz.

No esta aún claro que las conversaciones de Barak y Arafat con Albright y con el Presidente francés y de turno de la Unión Europea, Jacques Chirac, permitan hacer bajar la tensión, que se ha cobrado más de 60 vidas en menos de una semana.

El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) afirmó, tras reunirse con Chirac en el Elíseo, que cualquier contacto directo con Barak depende de que Israel acepte la creación de una comisión de investigación internacional, que esclarezca los peores enfrentamientos entre israelíes y palestinos desde 1996.

El Gobierno israelí había anunciado ayer martes su rechazo a una investigación internacional, apoyada por la Unión Europea, aunque sí se mostró dispuesto a aceptar una comisión interna con participación de Estados Unidos.

Arafat exigió también para volver a la mesa de negociaciones la protección de los civiles de lo que calificó de "masacre" israelí contra el pueblo palestino.

"No podemos negociar mientras mueren nuestros ciudadanos", había advertido ayer la representante palestina en París, Leila Shahid.

Nada trascendió de inmediato sobre el desarrollo de la entrevista del primer ministro israelí con Albright, que duró hora y cuarto, y que fue seguida de la de la secretaria de Estado con el líder palestino.

Pero se esperaba que Barak hiciera declaraciones ante la prensa tras su reunión con el presidente francés a primera hora de la tarde, tal como hizo Arafat unas horas antes en el Elíseo.

La secretaria norteamericana de Estado esperaba que los dos líderes aceptaran celebrar una entrevista a tres bandas a primera hora de la tarde, después de recibirles por separado en la residencia del embajador de EE.UU. en París, cerca del Elíseo.

La posibilidad de una reunión conjunta depende también, según Arafat, de los resultados de su conversación con Albright.

Otra exigencia palestina para intentar encontrar una salida a la explosiva situación es que las tropas israelíes se retiren con su armamento pesado a las posiciones que ocupaban antes de la revuelta.

El estallido de violencia comenzó tras la visita del líder de la derecha israelí, Ariel Sharon, a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, uno de los Lugares Santos de Islam, el pasado jueves.

Una visita que los líderes franceses han denunciado como una "provocación irresponsable y deliberada".

Los contactos diplomáticos en la capital francesa no han conseguido hasta ahora apaciguar la situación sobre el terreno, donde, pese al acuerdo de alto el fuego, dos policías palestinos murieron de madrugada cerca de la localidad cisjordana de Ramala, lo que eleva el número de víctimas mortales a once en 24 horas.

Además, por primera vez en muchos años el Ejército israelí ha enviado tropas a Galilea, la región donde se concentra la mayoría de la población árabe-israelí, con órdenes de garantizar la seguridad de la población judía.

Uno de los temas fundamentales de las conversaciones es la seguridad, de ahí la presencia en París del director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, George Tenet.

Se prevé que Albright dará cuenta del resultado de sus esfuerzos en una rueda de prensa convocada para las 13.15 GMT.

La prioridad inmediata es poner fin a los enfrentamientos con el objetivo de que puedan reanudarse las negociaciones para un acuerdo de paz israelí-palestino.

Algo que en principio debería centrar las reuniones que se ha ofrecido a auspiciar el presidente egipcio, Hosni Mubarak, mañana jueves en Sharm el Sheik.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, quien ha advertido del peligro de "guerra total" en el Oriente Medio, dijo hoy que "lo que suceda en París tendrá una repercusión importante sobre si se puede reanudar el proceso de paz.

"La tarea más urgente es eliminar la violencia y calmar la situación", declaró Annan en rueda de prensa en el Consejo de Europa en Estrasburgo.

El secretario general de la ONU, quien tiene previsto conversar con Arafat y Barak, se reunirá a ultima hora de la tarde con el primer ministro francés, Lionel Jospin.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores