Presidente De la Rúa sigue cayendo en niveles de popularidad

El Mandatario argentino está enfrentando los momentos más críticos desde que asumiera el mando en diciembre del año pasado, al revelarse una encuesta que arrojó como resultado que el 61% de los argentinos cree que el gobierno no marcha por el camino correcto.

04 de Octubre de 2000 | 11:33 | AP
BUENOS AIRES.- El Presidente Fernando de la Rúa sufre una considerable caída de popularidad, según reveló hoy miércoles una encuesta, mientras continúan sus intentos por limar discrepancias políticas con el vicepresidente Carlos Alvarez

De la Rúa y Alvarez, que han negado públicamente sus divergencias, almorzaron ayer a solas. Previamente, en gesto de confianza, De la Rúa había pedido a Alvarez que presidiera la reunión de gabinete, mientras él cumplía con un compromiso oficial.

Según medios periodísticos, uno de los temas de la conversación de ambos políticos habría sido la rápida disminución de la aceptación pública del presidente y de su gobierno.

El Estudio Graciela Romer y Asociados informó que "al cumplirse casi diez meses de iniciado el mandato, la relación entre el gobierno de la Alianza y la opinión pública atraviesa su momento más difícil".

"La valoración del desempeño de la administración De la Rúa sigue disminuyendo en la consideración pública, tendencia que se inició a comienzos del otoño (marzo pasado) y se ha profundizado durante el último mes", agregó el informe.

Según el sondeo, el 61% opinó que el gobierno no marcha por el camino correcto, un 21% lo apoyó y un 18% dijo no tener opinión. En marzo pasado De la Rúa contaba con un índice de aprobación del 60%.

Los entrevistados dijeron también mayoritariamente que al término de su mandato, en el año 2003, De la Rúa no habrá revertido los altos niveles actuales de pobreza, ni mejorado la situación general del país, como tampoco disminuído la corrupción ni el desempleo. Solamente manifestaron creer que podrá atraer más inversiones extranjeras.

Graciela Romer dijo que efectuó una encuesta en todo el país, con entrevistas a 1.400 personas. El hecho de que el 51% dijera no creer que disminuirá la corrupción preocupa a la Alianza, una de cuyas más exitosas consignas de campaña para las elecciones de hace un año fue la de erradicar el clima de negociados e irregularidades que rodeaban al gobierno del ex presidente Carlos Menem.

Las diferencias entre De la Rúa, radical, y Alvarez, socialdemócrata, afloraron con fuerza en agosto, con motivo de un escándalo en el Senado, con denuncias sobre sobornos que habrían recibido algunos legisladores de la mayoría peronista y otros de la Alianza, para votar una reforma laboral en abril.

Alvarez, líder del Frente del País Solidario, (FREPASO), pidió una investigación judicial y reclamó que los legisladores sospechados, tanto peronistas como de la Unión Cívica Radical, (UCR) de De la Rúa, renunciaran voluntariamente a sus bancas.

El gobernante desestimó en un comienzo las denuncias y dijo confiar en la honorabilidad de los senadores acusados, pero posteriormente respaldó la investigación judicial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores