Keith amenaza con convertirse de nuevo en huracán

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en Miami, dijo en su informe de las 21:00 GMT que Keith, declarada el miércoles tormenta tropical, se estaba fortaleciendo y "podría convertirse en huracán".

04 de Octubre de 2000 | 19:14 | REUTERS
MEXICO.- La tormenta Keith, cuya furia cobró al menos 15 vidas en Centroamérica, se alimentó el miércoles de las aguas cálidas del Golfo de México y amenazaba con convertirse de nuevo en huracán mientras provocaba lluvias intensas sobre estados costeros de México.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en Miami, dijo en su informe de las 21:00 GMT que Keith, declarada el miércoles tormenta tropical, se estaba fortaleciendo y "podría convertirse en huracán".

Agregó que México emitió una advertencia de huracán desde Tuxpan, en el estado de Veracruz, hasta la Pesca, en el nororiental estado de Tamaulipas, abarcando una distancia de 315 kilómetros.

También emitió un aviso de posible huracán para la zona entre La Pesca y la norteña ciudad de Matamoros, unos 250 kilómetros al norte.

El centro detalló que Keith, que se convirtió el martes en depresión tropical, se encontraba unos 443 kilómetros al este-sureste de Tampico, en Tamaulipas, y se desplazaba al oeste-noroeste con vientos máximos sostenidos de 80 kilómetros por hora.

México mantenía cerrados los puertos petroleros de Dos Bocas, en el sudoriental estado de Tabasco, y Cayo Arcas, en el vecino Campeche, debido a fuertes vientos y oleaje.

A su paso por Centroamérica, Keith, que llegó a convertirse en un huracán de categoría cuatro el fin de semana, dejó un saldo de al menos 15 muertos, 12 en Nicaragua, dos en Belice y uno en Honduras.

El saldo de víctimas ascendió el miércoles, después que las autoridades de Nicaragua dijeran que dos personas más murieron ahogadas en ríos crecidos y Honduras informara de la muerte de una mujer en una avalancha de lodo y escombros.

La Guardia Costera de Estados Unidos también informó que dos embarcaciones naufragaron frente a las costas de Belice, con un saldo de un muerto, tres desaparecidos y un sobreviviente.

Una mujer que navegaba junto con su esposo frente a las costas de Belice fue hallada ahogada por la Guardia Costera y el hombre aún está desaparecido. Otra embarcación con tres personas a bordo también naufragó y sólo uno de sus ocupantes ha sido encontrado.

México afronta daños de Keith

El Servicio Meteorológico de México dijo que Keith mantendría el miércoles fuertes lluvias en el sudeste mexicano y en los estados costeros del Golfo de México.

Versiones periodísticas dijeron que en el estado de Campeche las intensas lluvias han dejado 12.000 afectados, mientras que en el vecino Quintana Roo hay 25 zonas rurales incomunicadas.

La Cruz Roja Mexicana dijo el miércoles que envió 30 toneladas de ayuda para las personas afectadas en el sudoriental estado de Veracruz y que tenía preparada más asistencia.

"Tenemos cargados dos trailers para que salgan de inmediato si las circunstancias así lo demandan", uno para Veracruz y otro para la norteña ciudad de Torreón, dijo a Reuters el presidente de la Cruz Roja Mexicana, Rafael Moreno.

En el sureño estado de Tabasco se instalaron 46 albergues y hay 1.139 personas damnificadas por las intensas lluvias.

Belice trabaja para recuperarse de Keith

Estados Unidos envió el martes un equipo de ayuda a Belice, una ex colonia británica de 250.000 habitantes que fue golpeada por potentes vientos y más de 76 centímetros de agua.

Según las autoridades locales, Keith causó millones de dólares en daños en el país, principalmente en las islas turísticas de Cayo Caulker y Cayo Ambergris.

Belice reanudó el miércoles la reconstrucción de casas e infraestructura, tratando de recuperarse para la temporada turística que se inicia a fines de octubre. Una cuarta parte del Producto Interno Bruto del país proviene del turismo.

"El trabajo duro comienza ahora", dijo el Primer Ministro, Said Musa.

En tanto, en Nicaragua, las autoridades dijeron que 3.962 personas se encontraban aún fuera de sus hogares, aunque las fuertes lluvias ya habían cesado. Sin embargo, los altos niveles alcanzados por las aguas mantenían aisladas varias comunidades.

En Honduras, las autoridades dijeron que 80.000 personas de empobrecidos poblados del sur del país seguían incomunicadas tras el derrumbe de un puente colgante, mientras que una avalancha de lodo mató a una mujer y dejó heridas a otras cuatro personas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores