Medio Oriente: Negociadores ultiman acuerdo para poner fin a enfrentamientos

Fuentes diplomáticas indicaron que los negociadores redactaban esta madrugada un texto sobre un comité técnico para cuestiones de seguridad.

04 de Octubre de 2000 | 22:01 | EFE
PARIS.- Negociadores israelíes, palestinos y estadounidenses daban esta madrugada los últimos toques a un preacuerdo para poner fin a los actos violentos que han ensangrentado los territorios palestinos desde hace casi una semana.

El líder palestino, Yasser Arafat, y el Primer Ministro israelí, Ehud Barak, celebraron ayer miércoles en París intensas negociaciones bajo los auspicios de la secretaria norteamericana de Estado, Madeleine Albright, para alcanzar un acuerdo que reduzca la tensión en la zona.

Fuentes diplomáticas indicaron que los negociadores redactaban esta madrugada un texto sobre un comité técnico para cuestiones de seguridad.

Este comité estaría presidido por el director de la Agencia Estadounidense de Información (CIA), George Tenet, quien participó en las reuniones celebradas en París para intentar poner fin a la ola de violencia, que ha causado la muerte de unas 70 personas, en su abrumadora mayoría palestinos.

Fuentes israelíes indicaron anoche que Barak y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) alcanzaron un acuerdo sobre la forma de parar los enfrentamientos, los más graves en cuatro años.

Pero fuentes estadounidenses precisaron que todavía faltaban puntos por resolver, aunque guardaban la esperanza de que el acuerdo pueda firmarse más tarde hoy en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, en la cumbre auspiciada por el Presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Tras horas de negociaciones tripartitas se consiguió desbloquear varios asuntos, entre ellos el cese de los disparos y el repliegue de las fuerzas israelíes hasta posiciones situadas en los límites de las localidades palestinas, indicaron fuentes diplomáticas.

Fuentes israelíes precisaron que habría "modificaciones" en el despliegue de las fuerzas israelíes en varias ciudades palestinas y que los líderes palestinos impedirían a los manifestantes acercarse a puntos sensibles en tres ciudades (Ramalá, Naplusa y Netzarim), donde ha habido incidentes muy violentos.

Pero no hubo acuerdo en la creación de una comisión de investigación internacional, reclamada por Arafat con el apoyo de la Unión Europea (UE), para determinar los hechos.

Arafat pidió que la comisión la formen representantes de varios países, entre ellos Egipto y Francia, y que no esté limitada a expertos de seguridad.

Barak, sin embargo, declaró públicamente que expertos de seguridad israelíes y palestinos, con participación estadounidense, deberían ver qué ha sucedido, cómo mejorar la coordinación y evitar en el futuro una repetición de los acontecimientos.

Las reuniones se desarrollaron en un ambiente muy tenso e incluso Arafat llegó a dar un portazo, pero Albright consiguió en el último momento que regresase a la mesa de negociación, ordenando cerrar las puertas a los guardias de seguridad de la residencia del embajador estadounidense en París, donde estaban reunidos.

Antes de la medianoche, Albright, Arafat y Barak suspendieron la reunión y se trasladaron al Elíseo para informar al Presidente francés, Jacques Chirac, sobre los resultados de sus negociaciones.

Después de esa sesión a la que también asistió el secretario general de la ONU, Kofi Annan, Chirac se felicitó de que Arafat y Barak se hayan "sentado a la misma mesa" y tratado juntos de "reencontrar el camino de la paz".

"Es un paso considerable que debería permitir el retorno de la calma (...) en Gaza, Cisjordania y Jerusalén", subrayó al señalar que "la primera urgencia" era "restaurar el diálogo".

"En el fondo, se han hecho progresos y se han decidido medidas para el cese de las violencias, lo que es evidentemente una condición previa a la reanudación del necesario e ineluctable proceso de paz", recalcó el Presidente de Francia, país que actualmente preside la Unión Europea.

Chirac no utilizó la palabra "acuerdo" para referirse a los resultados de las negociaciones, como tampoco hizo Kofi Annan, en un comunicado difundido por sus portavoces.

El secretario general de la ONU se felicitó de los "progresos" conseguidos en las negociaciones y de que éstas "prosigan en Egipto", y se declaró dispuesto a "hacer todo lo posible para facilitar la puesta en práctica de todo acuerdo que concluyan las partes", según un comunicado de sus portavoces.

Prueba de que todavía quedaban puntos por resolver fue el hecho de que, tras la visita al Elíseo, Albright, Arafat y Barak volvieron a la embajada de EE.UU. en París para proseguir con las discusiones.

Además, la secretaria norteamericana de Estado canceló finalmente la rueda de prensa convocada horas antes.

La violencia no remitió mientras israelíes, palestinos y estadounidenses negociaban en París.

Entre las nuevas víctimas registradas ayer, hubo un niño de nueve años, cuya vida fue sesgada por fuego israelí en la franja de Gaza.

La imagen del pequeño Mohamed, de 12 años, aterrorizado en los brazos de su padre, cuyas súplicas a los tiradores invisibles fueron en vano, aún sigue conmoviendo a la opinión pública internacional.

Anoche, en la reunión con los participantes en las negociaciones, Chirac pidió una investigación para determinar responsabilidades por la muerte del niño filmada el pasado sábado por un camarógrafo de una cadena francesa de televisión, informó el ministro palestino de Cultura y Comunicación, Yaser Abed Rabo.

Jefes militares israelíes han reconocido que las balas que acabaron con la vida del pequeño Mohamed procedían de posiciones israelíes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores