Intentan formar nuevo gobierno en Yugoslavia

"Necesitamos un gobierno de discontinuidad", dijo el líder opositor Zoran Djindjic, quien prestó su ayuda en el ascenso de Kostunica al poder, desde la campaña electoral y durante la breve revuelta que obligó a Milosevic a reconocer el viernes su derrota.

08 de Octubre de 2000 | 12:24 | AP
BELGRADO.- Los partidarios del nuevo presidente yugoslavo Vojislav Kostunica inician ahora la delicada tarea de formar un nuevo gobierno democrático, tratando de excluir a los simpatizantes del derrocado líder Slobodan Milosevic.

"Necesitamos un gobierno de discontinuidad", dijo el líder opositor Zoran Djindjic, quien prestó su ayuda en el ascenso de Kostunica al poder, desde la campaña electoral y durante la breve revuelta que obligó a Milosevic a reconocer el viernes su derrota.

El equipo de Kostunica enfrenta la difícil tarea de formar un gobierno que incluya el menor número de funcionarios posible del viejo régimen, al mismo tiempo aplacando a la aún considerablemente poderosa ala de partidarios de Milosevic.

El mismo Milosevic prometió permanecer en Yugoslavia como una fuerza política. Kostunica dijo que no atendería a las demandas occidentales de entregar a Milosevic y a otros para que respondan ante el tribunal de La Haya, donde están acusados de crímenes de guerra.

Y Serbia, la principal república yugoslava, donde vive más del 90% de los yugoslavos, está regida todavía por un gobierno formado por amigos de Milosevic, entre ellos el presidente serbio Milan Milutinovic, quien también es requerido por el tribunal de la ONU en La Haya. Milutinovic controla aproximadamente a 100.000 policías en esta república, y también, indirectamente, gran parte de su economía.

Constitucionalmente, los poderes presidenciales serbios son más sustanciales que los de la presidencia federal, aunque el prestigio de Kostunica ahora es considerable.

Antes de la ceremonia de toma de posesión, Vlajko Stojiljkovic, ministro serbio del Interior, describió desafiante los eventos que llevaron a la salida de Milosevic del poder, las protestas que llevaron a la toma del edificio del parlamento y otros sitios clave, como "una labor de alborotados".

Será importante para Yugoslavia depurar los altos niveles del gobierno para poner fin a las sanciones y al aislamiento internacional que se prolongaron una década y que buscaban derrocar a Milosevic.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea anunciaron que empezarían a retirar las sanciones una vez que el nuevo gobierno tomara posesión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores