Renunció el gobierno serbio

El líder prodemocrático Zoran Djindjic anunció la convocatoria para elecciones a la legislatura serbia para el próximo 19 de diciembre, luego de que hoy renunciara el gobierno serbio, cuyos principales líderes eran fuertes aliados de Slobodan Milosevic. El primer ministro yugoslavo Momir Bulatovic también presentó su dimisión.

09 de Octubre de 2000 | 10:03 | Associated Press
BELGRADO.- El gobierno serbio, uno de los últimos bastiones de poder del ex hombre fuerte yugoslavo Slobodan Milosevic, renunció hoy, allanando el camino para nuevas elecciones.

La renuncia se produjo en momentos en que el primer ministro yugoslavo Momir Bulatovic, un aliado de Milosevic también dimitía, dijo la agencia noticiosa Tanjug.

La decisión constituye un duro revés para los esfuerzos de Milosevic de mantener su control en las instituciones de Yugoslavia. Los principales líderes del gobierno serbio eran estrechos aliados de Milosevic.

Serbia es la república más grande de Yugoslavia y comprende el 90% de su población de 10 millones de habitantes.

El líder prodemocrático Zoran Djindjic dijo que el 19 de diciembre se realizarán elecciones a la legislatura serbia, institución distinta del parlamento yugoslavo.

Legisladores serbios anunciarán formalmente la decisión sobre el gobierno y la fecha electoral más tarde hoy, dijo Djindjic.

"Hemos logrado un importante paso en el intento de crear un gobierno de transición, de crear condiciones para unas elecciones libres y justas",

Si se le permitía al gobierno serbio continuar en su posición, habría estado en condiciones de bloquear las eventuales reformas que el gobierno del presidente Vojislav Kostunica quisiera poner en ejecución.

Considerando la actual popularidad con la que cuenta el nuevo presidente, es posible que Kostunica gane una considerable mayoría en el nuevo parlamento de la república.

El presidente y el parlamento de Serbia son electos separadamente de cargos federales y no fueron incluidos en la contenciosa votación federal del 24 de septiembre. El presidente serbio Milan Milutinovic y otros líderes del gobierno serbio fueron elegidos en 1998 para períodos de cuatro años.

Djindjic indicó que se conformará un gobierno de transición integrado por economistas y dirigentes partidarios para reemplazar a la administración serbia existente, que está dirigida por el firme aliado de Milosevic, Mirko Marjanovic.

Los aliados de Kostunica han insistido en que las autoridades pro-Milosevic de Serbia han perdido legitimidad después de la abrumadora victoria electoral de las fuerzas democráticas el mes pasado.

Entretanto, el ministro de Defensa de Yugoslavia intentó reunir a los opositores del nuevo gobierno, al emitir una apelación de último minuto a los debilitados simpatizantes de Milosevic a no abandonar al depuesto líder.

El general Dragoljub Ojdanic dijo que la desunión entre los serbios está incitando los planes de nuestros probados enemigos (extranjeros)de ocupar el país. Los aliados de Milosevic se han referido consistentemente a Kostunica y sus simpatizantes como lacayos occidentales dedicados a apoderarse del estado serbio.

Ojdanic, un cercano aliado de Milosevic que también ha sido encausado por crímenes de guerra, no ha reconocido formalmente a Kostunica como nuevo presidente y no se espera que mantenga su cargo en el nuevo gobierno. No tiene control directo sobre los militares, los cuales han quedado bajo el comando de Kostunica.

Yugoslavia estaba en calma hoy, y no había indicios de disturbios.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores