Equipo noruego ayudará a rescatar los cuerpos del submarino ruso "Kursk"

El barco noruego "Regalia" viaja a donde se hundió el Kursk llevando el equipo que rescatará a los fallecidos marinos. Alrededor de 80 personas participarán en la expedición de salvamento que estará dirigida por la Marina rusa y la compañía que construyó el accidentado submarino.

09 de Octubre de 2000 | 12:39 | EFE
OSLO.- El barco plataforma noruego "Regalia" ya se encuentra en camino hacia el lugar donde se hundió, el pasado 12 de agosto, el submarino ruso Kursk, y lleva a bordo al equipo que rescatará los cuerpos de los 118 marineros que fallecieron en el siniestro, ocurrido en el mar de Barents.

La travesía durará entre diez y once días, con una escala previa en el puerto noruego de Honningsvag, prevista para el 15 de octubre, informó hoy la agencia noruega de noticias NTB.

Alrededor de 80 personas participan en la expedición, que está dirigida en conjunto por el centro de rescate de la Marina rusa y la compañía Rubin, la firma que construyó el Kursk.

La empresa noruego-estadounidense Halliburton ayudará a la operación desde el Regalia y también aportará un equipo de buceadores a la operación.

En total participarán 18 buzos, nueve de ellos rusos y el resto británicos y escandinavos.

Una vez que el Regalia se sitúe sobre el Kursk, comenzarán a descender las cápsulas submarinas hasta 100 metros de profundidad, al lugar donde se encuentran los restos del submarino.

Cada cápsula estará tripulada por tres buceadores, uno de los cuales operará desde el interior de la campana, mientras que otro entrará en el submarino para rescatar los cuerpos y un tercero ayudará a éste último desde el exterior del submarino.

Los únicos que podrán pasar al interior del submarino serán de nacionalidad rusa, informa la NTB.

El director administrativo de Rubin, Igor Spasskij, dijo a la agencia noruega que los hombres-rana rusos han recibido un entrenamiento especial para esta misión.

"Practicaron en un submarino similar y están capacitados para moverse en su interior sin necesidad de luz", afirmó.

Spasskij agregó que un equipo especial de médicos rusos trabaja para "preparar psíquicamente" a los buzos que rescatarán los cuerpos de los marineros.

Una vez que los cadáveres sean llevados a la superficie, un barco ruso se encargará de recogerlos.

La primera parte de la operación consistirá en examinar el submarino para dar una imagen más completa y precisa de la situación en la que se halla el Kursk, según el portavoz de Halliburton, Birger Haraldseid.

Los buceadores permanecerán a 100 metros de profundidad durante el tiempo que dure la operación y hasta una semana más si es preciso, señaló Haraldseid.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores