Se prevé pronta reanudación de relaciones entre Yugoslavia y EE.UU.

El diplomático estadounidense William Montgomery y el coordinador de la DOS, Zoran Djindjic, se mostraron este miércoles favorables al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Yugoslavia, interrumpidas por Belgrado en marzo de 1999.

11 de Octubre de 2000 | 17:55 | EFE
BELGRADO.- El diplomático estadounidense William Montgomery y el coordinador de la DOS, Zoran Djindjic, se mostraron hoy favorables al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Yugoslavia, interrumpidas por Belgrado en marzo de 1999.

Montgomery, que en los últimos meses fue coordinador de la oficina de EE.UU. para Yugoslavia abierta en Budapest, es el primer diplomático estadounidense que visita Yugoslavia desde los bombardeos de la OTAN.

Yugoslavia "debe tener relaciones diplomáticas con todos los países importantes y eso no es cuestión de simpatías", dijo Djindjic tras la reunión con Montgomery.

Djindjic es uno de los líderes de la Oposición Democrática de Serbia (DOS), del nuevo Presidente yugoslavo, Vojislav Kostunica. Este ha criticado reiteradamente la política norteamericana hacia Yugoslavia y condenó los bombardeos aliados contra el país.

Montgomery llegó a Belgrado para preparar una próxima reunión entre Kostunica y James O'Brien, principal consejero para los Balcanes en la Administración estadounidense y enviado especial del Presidente Bill Clinton.

La oficina de enlace para Yugoslavia en Budapest funcionaba como una legación de ayuda a la oposición al ex Presidente Slobodan Milosevic. Montgomery manifestó su optimismo acerca de la plena normalización de las relaciones entre Yugoslavia y EE.UU. y, tras la reunión con Djindjic, resaltó que las relaciones diplomáticas entre los dos países tendrían que restablecerse lo antes posible.

Al inicio de los bombardeos de la OTAN contra Yugoslavia, en marzo de 1999, Belgrado interrumpió sus relaciones diplomáticas con los cuatro países que participaron en ellos más activamente: EE.UU., Francia, Gran Bretaña y Alemania.

Tanto la residencia como la embajada estadounidense en Belgrado, blanco de las iras de los serbios durante la guerra, se encuentran aún en un lamentable estado, esta última con todos los cristales destrozados y llenas de pintadas insultantes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores