Juez federal rechaza paralizar ejercicios bélicos en Vieques

El juez federal de distrito Juan Pérez Giménez dijo que el abogado ambientalista Robert F. Kennedy hijo, quien representa al Consejo de Defensa de Recursos Naturales, falló en demostrar que Vieques sufriría "daños irreparables" por las maniobras.

11 de Octubre de 2000 | 20:02 | AP
SAN JUAN.- Un juez federal rechazó hoy el pedido del abogado ambientalista Robert F. Kennedy, hijo, de detener los próximos ejercicios de la Armada estadounidense en la isla puertorriqueña de Vieques.

El juez federal de distrito Juan Pérez Giménez dijo que Kennedy, quien representa al Consejo de Defensa de Recursos Naturales, falló en demostrar que Vieques sufriría "daños irreparables" por las maniobras.

Se negó a emitir una orden de interdicto preliminar contra la Marina, aunque se reservó una decisión final en el caso hasta después de la vista del 20 de octubre. Kennedy sometió el caso el martes.

La decisión significa que la flota del portaaviones USS Harry S. Truman podrá comenzar a entrenar para su viaje inaugural al Mediterráneo tan pronto como la próxima semana.

De igual forma, es una victoria para la Armada en su batalla de 18 meses contra manifestantes opuestos a la presencia militar en la pequeña isla.

Los manifestantes ocuparon la zona de práctica de tiro por cerca de un año, tras la muerte accidental de un guardia de seguridad civil en abril de 1999 en medio de ejercicios.

Las maniobras se reanudaron luego que alguaciles federales removieron a los manifestantes, pero bajo estrictas condiciones: las bombas no pueden tener explosivos, y la Marina sólo puede utilizar Vieques por 90 días al año.

Kennedy no pudo ser contactado hoy para comentarios.

La demanda del Consejo de Defensa de Recursos Naturales fue radicada junto a varios grupos locales opuestos a las ejercicios.

El recursos alega que la Marina ha violado le Ley de Especies en Peligro de Extinción de los Estados Unidos al poner presión sobre el Servicio de Pesca y Vida Salvaje para que autorice las inspecciones ambientales antes de cada ejercicio.

La decisión de 11 páginas de Pérez Giménez - aunque no es final - demostró que no le convence la postura de los demandantes.

Dijo que si el Servicio de Pesca y Vida Salvaje cree que está siendo presionado, tiene el poder para detener los ejercicios.

"No le corresponde a la corte sustituir su juicio por el de la agencia, dijo Pérez Giménez.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores