Trabajadores petroleros venezolanos siguen en huelga

El conflicto, iniciado el miércoles, ocurre en medio de tensas relaciones entre el Gobierno y las principales organizaciones sindicales del país, luego que la Asamblea Nacional decidió esta semana convocar a un referendo en diciembre para unificar los sindicatos.

12 de Octubre de 2000 | 18:49 | AP
CARACAS.- Los trabajadores petroleros de Venezuela decidieron este jueves continuar el paro nacional de actividades que mantienen en protesta por mejoras salariales.

El conflicto, iniciado el miércoles, ocurre en medio de tensas relaciones entre el Gobierno y las principales organizaciones sindicales del país, luego que la Asamblea Nacional decidió esta semana convocar a un referendo en diciembre para unificar los sindicatos.

Un vocero del monopolio estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dijo a la AP que el paro de los trabajadores se mantiene en 80%. El conflicto laboral se agudizó esta tarde luego que PDVSA decidió suspender las negociaciones con los sindicatos ante la negativa de los empleados petroleros a retornar hoy a sus puestos de trabajado.

El presidente de la Federación Trabajadores Petroleros (Fedepetrol), Carlos Ortega, declaró que la decisión de PDVSA de abandonar las negociaciones "agrava más la crisis".

El dirigente del mayor sindicato petrolero del país dijo los asesores legales de Fedepetrol iniciaron la evaluación del proyecto de decreto que está considerando el gobierno para obligar a los trabajadores a retornar a sus labores.

"Suspender el paro ya no es algo que corresponde a Fedepetrol. Esto es una decisión que han tomado los trabajadores por iniciativa propia... llamamos la atención no solo a PDVSA sino al propio gobierno para que rectifique y reflexione" agregó Ortega.

La estatal petrolera garantizó esta tarde -a través de un comunicado- la continuidad de los suministros estables y normales a sus clientes nacionales e internacionales, especialmente al mercado de los Estados Unidos.

PDVSA activó desde el pasado 10 de octubre un plan de contingencia para mantener las operaciones de la principal industria del país. Venezuela es el tercer productor de petróleo del mundo y unos de los principales proveedores de crudos y productos de Estados Unidos.

Las principales instalaciones petroleras están bajo la custodia de la Guardia Nacional y la policía para evitar actos de violencia o daños a las edificaciones de PDVSA.

El vicepresidente de PDVSA, Domingo Marsicobetre, ha expresado que la estatal petrolera ha logrado controlar la situación gracias a que la mayor parte de las instalaciones petroleras son automatizadas.

El personal de confianza de la corporación asumió desde ayer el manejo de las instalaciones luego que la mayoría de los trabajadores y obreros, sujetos a contrato colectivo, se negaron a acudir a sus puestos de trabajo en protesta por incrementos salariales.

Los 40.000 trabajadores de PDVSA y los sindicatos petroleros están exigiendo a la corporación un aumento salarial de 6.000 bolívares (unos 8 dólares) diarios.

La directiva de la estatal petrolera y los sindicatos mantienen desde hace 10 meses fuertes confrontaciones por la discusión del contrato colectivo, que está vencido desde noviembre del año pasado.

PDVSA ha propuesto un proyecto de paquete económico de 12.834 bolívares (unos 18,57 dólares), que incluye un aumento salarial de 2.247 bolívares (unos 3,25 dólares) diarios, bonos de alimentos y planes de viviendas y educación.

El proyecto de contrato colectivo le costará a PDVSA 500.000 millones de bolívares (unos 723 millones de dólares) durante dos años.

La directiva de la corporación ha planteado que la exigencia salarial de los trabajadores y sindicatos no puede ser atendida por PDVSA porque implicaría gastos por 2 billones de bolívares (unos 2.894 millones de dólares) durante dos años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores