Fuerte explosión en embajada británica en Yemen

El hecho ocurre un día después de otro supuesto ataque terrorista contra un destructor estadounidense en el puerto yemení de Adén.

13 de Octubre de 2000 | 10:14 | EFE
DUBAI.- Una fuerte explosión, sin víctimas, se registró hoy en el edificio de la embajada británica en la capital yemení, Sana, un día después de otro supuesto ataque terrorista contra un destructor estadounidense en el puerto yemení de Adén.

El hecho de que estas acciones ocurrieron en dos días consecutivos, y su coincidencia con la espiral de la violencia en los territorios palestinos, han suscitado temores de que sean el inicio de una campaña contra intereses occidentales en Oriente Medio.

Un grupo yemení llamado "El Ejército de Mahoma" se atribuyó hoy la autoría de las dos explosiones, y amenazó con llevar a cabo nuevas acciones similares en el futuro.

"El Ejército de Mahoma se compromete realizar secuestros y nuevos atentados contra las embajadas británicas y estadounidenses en todo el mundo", dijo el grupo, según el canal de televisión qatarí "Al Yazira", que transmite vía satélite.

La fuente, que cita a un líder integrista residente en Londres, Omar Bakri, indicó que dicho grupo reivindicó las explosiones en una llamada telefónica a Bakri.

La Marina de Estados Unidos informó hoy de que hasta 17 hombres pueden haber muerto a causa de la explosión del jueves contra el destructor estadounidense Cole, en el puerto yemení Adén, en el que otros 36 marineros resultaron heridos.

Según dijo un portavoz la embajada británica en Sana, la explosión contra esta legación diplomática, que ocurrió a las 06.10 horas (03.10 GMT) de hoy, causó importantes daños materiales, pero no víctimas, ya que sólo se encontraba en el edificio un guardia yemení.

Yemen, donde las embajadas están cerradas los viernes, día de fiesta de los musulmanes, fue escenario en los últimos días de amplias protestas populares contra Israel y Estados Unidos, por el uso de la fuerza por los soldados israelíes contra los civiles palestinos.

Numerosos líderes religiosos yemeníes han pedido declarar la "Yihad" o guerra santa contra Israel, mientras que el propio presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, instaba a los países árabes a que suministren armas a los palestinos y permiten el acceso de voluntarios árabes e islámicos a los territorios autónomos.

Diplomáticos árabes y occidentales en el golfo Pérsico han expresado temores de que las dos explosiones sean el principio de una campaña de grupos integristas islámicos contra los intereses de EE.UU. y el Reino Unido, países acusados por muchos sectores en el mundo árabe de "parcialidad" a favor de Israel.

"Creo que EE.UU. está seguro de que la explosión fue una acción terrorista, y por eso ha puesta en alerta máxima todas sus fuerzas navales en el Golfo", dijo un diplomático occidental en la zona, que pidió permanecer en el anonimato.

En su opinión, "la decisión de declarar el estado de alerta máxima fue tomada conforme a informaciones de los organismos de inteligencia de que los grupos integristas islámicos planeaban atentados contra intereses norteamericanos en la zona".

El supuesto atentado contra el buque de guerra estadounidense fue el primero de este tipo desde el que tuvo lugar en 1996 en la zona de Al Jobar, en el este de Arabia Saudí, contra un complejo de viviendas de militares norteamericanos, de los que 19 murieron y otros 300 resultaron heridos.

"Estas explosiones nos hacen recordar las amenazas hechas por grupos extremistas islámicos en los últimos años con combatir la presencia militar occidental en la región", añadió.

El disidente saudí Osama Ben Laden, acusado por EE.UU. de patrocinar una campaña de terrorismo internacional, figura entre los que se comprometieron a luchar contra la presencia de las tropas estadounidenses y británicas en el Golfo, a las que califica como "apóstatas".

EE.UU. acusa a Ben Laden, refugiado en Afganistán, de estar detrás de los sangrientos y simultáneos atentados de 1997 contra las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania, que causaron la muerte de 241 personas, de ellas once estadounidenses.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores