Palestinos e israelíes avanzan hacia cumbre

Las esperanzas para poner fin a la violencia están centradas en una posible cumbre -mañana o el domingo- en Egipto bajo el auspicio de la ONU. Hoy hubo nuevos enfrentamientos en Ramallah, Cisjordania.

13 de Octubre de 2000 | 11:25 | Agencias
JERUSALEN.- Israel y los palestinos se acercaban hoy a la ONU en un intento de alto nivel de poner fin a más de dos semanas de violencia, dijeron funcionarios palestinos.

Los israelíes confirmaron que se negociaban las condiciones para una cumbre, pero que aún no había acuerdo.

Hoy se produjo una batalla entre tropas israelíes y palestinos armados en Ramallah, Cisjordania. En Jerusalén, la policía israelí reprimió a jóvenes palestinos frente a una gran mezquita.

A pesar de la nueva violencia, Israel y los palestinos parecían avanzar hacia una cumbre mañana o el domingo en Egipto, según los funcionarios palestinos, que hablaron con la condición de conservar el anonimato.

Se esperaba la presencia del gobernante palestino Yasser Arafat y el Primer Ministro israelí Ehud Barak, junto con representantes egipcios, jordanos, norteamericanos y de la ONU, dijeron los funcionarios.

Sin embargo, faltaba elaborar los últimos detalles, e israelíes y palestinos no se trataban en forma directa debido a las hostilidades recientes, añadieron.

Según las fuentes, los palestinos dijeron que asistirán con la condición de que Israel retire sus tropas de las afueras de las ciudades palestinas y levante su asedio de las comunidades en Cisjordania.

El vocero de Barak, Gadi Baltiansky, confirmó que las negociaciones para una cumbre habían comenzado, pero dijo que no se había resuelto nada.

Diversos gobernantes han intentado vanamente serenar dos semanas de enfrentamientos que escalaron el jueves cuando dos soldados israelíes fueron mutilados por palestinos enfurecidos. Israel respondió lanzando cohetes desde helicópteros artillados hacia blancos palestinos, incluyendo la residencia de Arafat en Gaza.

A pesar del ataque israelí, por primera vez desde que comenzó la violencia no murió un solo palestino. Los israelíes advirtieron que atacarían edificios importantes, los que fueron evacuados y se encontraban desiertos en el momento del ataque.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha tratado de negociar una tregua a la violencia, que ha provocado la muerte de 94 personas, en su mayoría palestinos. Annan se reunía hoy con miembros de los gobiernos israelí y palestino.

Preguntado sobre la posibilidad de una cumbre, Arafat dijo anoche que "lo más importante antes de una reunión es detener la agresión contra nuestro pueblo".

Los palestinos proclamaron para hoy un "día de furia".

TEMOR ISRAELI

Israel vivía de nuevo este viernes el temor a una oleada de atentados, tras la liberación la víspera por la Autoridad Palestina de la mayor parte de los detenidos del Hamas y el Jihad islámico.

Dos decenas de militantes de estos dos movimientos islamistas, responsables de la mayor parte de los atentados perpretados contra Israel desde los acuerdos de Oslo de 1993 sobre la autonomía palestina, fueron liberados el pasado jueves por Arafat poco después de los ataques israelíes contra Gaza y Ramallah en repuesta al linchamiento de dos soldados por una muchedumbre palestina.

"Nos enfrentamos a una ola de terror alentada por la Autoridad Palestina" declaró un alto responsable de la seguridad israelí al diario Jerusalén Post.

"Es el precio que Yasser Arafat está dispuesto a pagar para realizar la unidad palestina", añadió este representante no identificado.

Para prevenir todo ataque, la policía y el Ejército israelí se encontraban este viernes en pie de guerra, prohibiendo la entrada de los territorios israelíes a los palestinos, sometidos a un verdadero bloqueo.

Las medidas de seguridad fueron reforzadas también en la entrada de los mercados, los centros comerciales, las sinagogas y otros lugares publicos, y a la población se le dio consignas de vigilancia para prevenir los atentados, especialmente en los autobuses.

"Es posible que sean perpretados atentados en los próximos días, quizás en las próximas horas", declaró otro responsable anónimo de la seguridad citado por la radio israelí.

Según los medios de comunicación israelíes, entre los islamistas liberados figuran artificieros, jefes de células terroristas, y militantes con entrenamiento especial para perpetrar atentados suicidas. "Cuando se abre la caja de Pandora, es difícil cerrarla", añadió el responsable citado por el Jerusalén Post.

Los responsables israelíes se alarmaron sobre todo por las informaciones, desmentidas por Hamas, de que hablían sido liberados dos jefes del ala militar del movimiento, Ezzedine al-Kassam.

Se trata de Mohammed Deif, número uno del ala militar, hombre más buscado por Israel, y de Mahmud Abu Hannud, objetivo de una operación israelí fracasada, el 26 de agosto, que costó la vida a tres soldados israelíes.

"Deif fue transferido ayer de su prisión a otro lugar de detención que no fue determinado por medidas de seguridad", afirmó este jueves por la noche uno de los dirigentes de Hamas en Gaza, Ismael Abu Shanab.

Fuentes de Hamas en Cisjordania desmintieron igualmente la liberación de Abu Hannud, detenido en Naplusa, en el norte del territorio, donde purgaba una pena de doce años de prisión.

"La Jihad (guerra santa) y la lucha armada son la única opción para afrontar el enemigo", señaló el movimiento.

Hasta el presente, los miembros de la seguridad palestina cooperaban con sus colegas israelíes para desbaratar eventuales ataques de ambas formaciones, pero la crisis actual interrumpió esta colaboración.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores