Papa agradece a quienes han rezado por el en estos 22 años de papado

"Doy las gracias a todos los que en mi patria o en el extranjero me han acompañado con los rezos en estos 22 años. Siento estas plegarias como una gran fuerza, un don precioso y un apoyo", afirmó el Papa ante 6 mil polacos, a los que recibió hoy en el Aula Pablo VI del Vaticano.

16 de Octubre de 2000 | 10:29 | EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- Juan Pablo II celebró hoy el 22 aniversario de su elección como Papa como si se tratase de un día más, con la única excepción de la audiencia que concedió a 6.000 polacos, en la que dio las gracias "a todos aquellos que en el mundo y en mi patria me han acompañado con los plegarias en estos años".

"Doy las gracias a todos los que en mi patria o en el extranjero me han acompañado con los rezos en estos 22 años. Siento estas plegarias como una gran fuerza, un don precioso y un apoyo", afirmó el Papa ante sus compatriotas, a los que recibió en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El papa Wojtyla, que improvisó su discurso, tenía buen humor y su estado de salud era bueno, con algún que otro ligero golpe de tos, debido, tal vez, a la lluvia y humedad que ayer soportó en la plaza de San Pedro del Vaticano durante el Jubileo de las Familias.

Este jubileo fue, en realidad, su gran fiesta de aniversario: durante el fin de semana se reunió en la plaza vaticana con más de 300.000 personas, en su inmensa mayoría matrimonios con sus hijos, antes quienes defendió la institución familiar y condenó el aborto, la explotación de menores, el divorcio y a las parejas de hecho y de homosexuales.

Hoy, ante sus compatriotas polacos, dijo que este jubileo ha sido "una gran fiesta de la Iglesia en honor de la familia".

Durante la misa jubilar, el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, prefecto de la Congregación para la Familia, le felicitó y resaltó su "dinamismo" y su compromiso con la Iglesia, lo que le ha llevado en estos años, al igual que ahora, a mirar hacia adelante, sin tener en cuenta su edad y sus achaques de salud.

Y es que, como resaltan fuentes vaticanas, Juan Pablo II, que ya tiene 80 años, no se siente viejo y menos enfermo y está dispuesto a viajar por el mundo allí donde la Iglesia le necesite y a guiarla -siempre que Dios quiera- en estos primeros años del tercer milenio.

Ya mañana, martes, recibirá en el Vaticano a la reina Isabel II de Inglaterra, jefa de la iglesia anglicana, que entrará en el Palacio Apostólico como jefa de estado.

Después, como ha hecho en estos meses de Jubileo, se entregará en cuerpo a las celebraciones del año jubilar.

Así, ya el próximo fin de semana participará en el jubileo de los misioneros, a los que seguirán el jubileo de los deportistas (que llevará al Papa al estadio olímpico de Roma), y los de los políticos, agricultores, militares y mundo del espectáculo, entre otros.

El próximo 6 de enero cerrará la Puerta Santa y dará por concluido el Jubileo, pero la agenda del 264 sucesor de San Pedro ya está repleta: comenzará a preparar el nuevo sínodo de obispos y no se descarta que convoque un consistorio para nombrar al menos una veintena de cardenales.

Y después volverá a viajar al extranjero. Aunque no han sido anunciados, se habla de Armenia, Ur de Caldea (la patria de Abraham, en Irak), Damasco (siguiendo las huellas de san Pablo), Oceanía, para llevar el documento final del sínodo de obispos de esas tierras celebrado en el Vaticano el pasado año y Polonia, en el que será su noveno viaje a su tierra natal.

Lo anterior se une a unos "números" de su pontificado que son abrumadores: 123 naciones visitas en estos 22 años, 13 encíclicas publicadas, 994 beatos elevados a la gloria de los altares, 447 santos proclamados, 118 cardenales creados (de los 142 que forman el colegio cardenalicio), 621 jefes de estado recibidos en audiencia.

Además, se ha encontrado con casi 16 millones de fieles en las 966 audiencias generales celebradas en el Vaticano.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores