Más violencia ensombrece cumbre de Medio Oriente

Un muerto y por lo menos 38 heridos es el saldo de la violenta jornada vivida hoy en Medio Oriente. El brote de violencia es el peor en los últimos cuatro días.

16 de Octubre de 2000 | 13:36 | Agencias
JERUSALEN.- Soldados israelíes dispararon hoy contra milicianos palestinos y manifestantes que las arrojaban piedras, dando muerte a un policía palestino e hiriendo gravemente a tres civiles, entre ellos un muchacho de 15 años, en enfrentamientos en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Por lo menos otros 38 palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con las tropas israelíes. Dos soldados de Israel resultaron heridos.

El brote de violencia, el peor en los últimos cuatro días, ensombreció los esfuerzos de Estados Unidos y las Naciones Unidas por alcanzar una tregua durante una cumbre sobre Medio Oriente a la que asisten el Primer Ministro de Israel Ehud Barak y el líder palestino Yasser Arafat.

Los enfrentamientos coincidieron con el llamado del Presidente estadounidense Bill Clinton a los israelíes y palestinos de que depongan de una vez por todas la violencia.

En la cumbre, en el poblado egipcio de Sharm el-Sheik, Clinton afirmó que "no podemos afrontar un fracaso ... El futuro del proceso de paz y la estabilidad de la región están en juego", añadió.

En un aparente intento por sabotear las gestiones de paz internacionales, milicianos palestinos atacaron posiciones del ejército de Israel.

Los enfrentamientos más graves ocurrieron en la franja de Gaza, cerca de la frontera con Egipto. Según relatos de testigos, los militares israelíes emplearon sus armas luego que los palestinos trataron de abrirse paso hacia la malla fronteriza.

Un policía palestino murió tras recibir un balazo en la cabeza y otros 38 manifestantes resultaron heridos, dijeron doctores palestinos.

La muerte del policía elevó a 98 el número de víctimas mortales tras 19 días de enfrentamientos callejeros. La gran mayoría son palestinos.

En Naplusa, una aldea en el sur de la Margen Occidental, unos 1.500 palestinos marcharon en dirección a un puesto de control del ejército de Israel. Medio millar se apartó de la marcha y comenzaron a arrojar piedras contra tres vehículos militares.

Varios francotiradores ocultos tras olivos dispararon contra los soldados israelíes, quienes a su vez respondieron la agresión en las afueras de Ramala, en Cisjordania.

Ocho palestinos resultaron heridos, dijeron testigos.

Miles de palestinos a lo largo de Cisjordania y la Franja de Gaza protestaron contra el reinicio de los contactos con Israel.

También se informó sobre violencia callejera en los pueblos de Hebrón y Belén en Cisjordania, al igual que en el de Khan Yunis en Gaza.

En Belén, un chico palestino de 13 años se encontraba en estado de coma, conectado a un respirador artificial, luego que recibió un disparo en el rostro.

Los manifestantes palestinos apedrearon patrullas militares de israelíes, que los reprimieron con disparos de perdigón.

En los territorios palestinos la reacción a la cumbre varió desde la crítica a la presencia de su líder Arafat hasta la indiferencia.

"Seguimos siendo un pueblo sitiado. Esta cumbre no servirá de nada", comentó Sosian Adawi, uno de los cientos de palestinos que acudieron al funeral de Raed Jaoud, un manifestante de 30 años que falleció ayer tras resultar herido durante un enfrentamiento con tropas de Israel.

En Hebrón, un pistolero enmascarado hizo varios disparos el aire.

La ira palestina se ha agravado a raíz del estado de sitio decretado por las autoridades de Israel, que ha impedido a miles de palestinos acudir a sus empleos y escuelas.

Tanto a los habitantes de Cisjordania como de la Franja de Gaza se les ha prohibido ingresar al lado de Israel desde el inicio de la ola de violencia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores