Gore y Bush, empatados antes del último debate

George W. Bush, gobernador republicano del estado de Texas, mantiene una ligera ventaja sobre su rival demócrata según la mayoría de las encuestas de ámbito nacional, pero las cifras son tan cercanas que ningún candidato tiene una ventaja estadísticamente significativa a 22 días de los comicios, que se celebrarán el 7 de noviembre.

16 de Octubre de 2000 | 16:59 | DPA
WASHINGTON.- Los candidatos presidenciales estadounidenses Al Gore y George W. Bush continúan hoy esencialmente empatados en las encuestas de popularidad, mientras se preparan para el tercer y último debate, que tendrá lugar mañana en St. Louis, en el estado norteamericano de Missouri.

Bush, gobernador republicano del estado de Texas, mantiene una ligera ventaja sobre su rival demócrata según la mayoría de las encuestas de ámbito nacional, pero las cifras son tan cercanas que ningún candidato tiene una ventaja estadísticamente significativa a 22 días de los comicios, que se celebrarán el 7 de noviembre.

Una encuesta difundida hoy por MSNBC daba a Bush una ventaja de un punto porcentual, mientras que otra consulta, de CNN/USA Today, realizada este fin de semana, otorgaba cinco puntos de ventaja al candidato republicano.

La campaña presidencial se ha visto eclipsada en los últimos días por las noticias procedentes de Cercano Oriente. La violencia en Israel y el atentado contra un destructor de la Marina estadounidense en Yemen forzaron a los candidatos a ajustar sus mensajes y a cambiar los asuntos domésticos por temas internacionales.

A pesar de ir por detrás en las previsiones nacionales, el vicepresidente Al Gore continúa disfrutando de una ventaja sustancial en estados importantes como California, Pennsylvania, Wisconsin y Nueva Jersey, que al principio de la campaña estaban considerados zonas de batalla.

Gore pasa el día de hoy en St. Louis, en preparación de su último encuentro de noventa minutos con Bush, que esta vez tendrá lugar según el formato de "reunión de ayuntamiento" y contará con un público participativo. El actual vicepresidente celebró un encuentro con ciudadanos locales, que constituyó un entrenamiento para el debate de mañana.

Por su parte, Bush llevó a cabo sus preparativos en casa, en Austin, Texas, antes de realizar paradas de campaña en Arkansas antes del debate que tendrá lugar en Washington University.

Por el momento, el candidato republicano se ha presentado más relajado y cómodo que en los dos encuentros anteriores, lo cual le permite conectar mejor con los votantes, según señalaron muchos observadores políticos.

Mientras, Gore intentaba practicar el tono de su discurso, después de haber entrado en acción con demasiada fuerza en el primer debate, en el que proyectó una imagen de dominante. En el segundo se controló demasiado y no logró arañar terreno a su rival, a pesar de concentrarse en el punto débil de éste, la política exterior.

El formato de "reunión de ayuntamiento" fue concebido para permitir que los votantes vean un lado menos formal de los candidatos, que afrontan preguntas de una audiencia pre-seleccionada. Pueden pasearse y hablar con el público, que tradicionalmente se ha mostrado reacio a realizar ataques negativos.

Algunos analistas políticos afirmaron hoy que las noticias que llegan del extranjero podrían retrazar la toma de una decisión por parte de millones de votantes indecisos hasta tan sólo unos días antes de los comicios.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores