Ministro de economía argentino pide aprobar presupuesto sin modificaciones

El gobierno del Presidente Fernando de la Rúa comenzó a luchar este martes para conseguir la aprobación en el Congreso del presupuesto del 2001, ante advertencias de legisladores oficialistas y opositores sobre modificaciones por los recortes que se incluyen.

17 de Octubre de 2000 | 20:19 | AP
BUENOS AIRES.- El gobierno comenzó a luchar este martes para conseguir la aprobación en el Congreso del presupuesto del 2001, ante advertencias de legisladores oficialistas y opositores sobre modificaciones por los recortes que se incluyen.

"No toquen nada...", dijo el ministro de Economía, José Luis Machinea y advirtió que en caso contrario "nos van a tener que decir de dónde sacar los recursos para suplantar los recortes".

Machinea aclaró que el gobierno acepta "discutir todo lo que sea, pero que quede claro que si quieren aumentar el gasto, deberán decirnos de dónde sacamos los recursos".

El funcionario criticó a los gobernadores justicialistas (peronistas) que se oponen a los recortes previstos en el proyecto de ley. "Tienen un problema de falta de solidaridad, porque de lo contrario no comprendo" su postura, dijo.

El proyecto pronostica un crecimiento del Producto Bruto Interno del 3,7%, mientras la inflación no superará el 0,8%. Las exportaciones mejorarán más de un 11%, las provincias recibirán 300 millones de dólares más en concepto de coparticipación y el déficit fiscal será de 4.100 Millones, como lo determina la Ley de Convertibilidad Fiscal.

"En diez meses, ni siquiera solucionamos el tema fiscal y mucho menos el desempleo, por eso creo que hay que tener una visión más amplia de la problemática económica, ya que es necesario crecer de otra forma", advirtió el presidente del bloque de diputados de la Alianza, Darío Alessandro.

El legislador responde al ex vicepresidente renunciante Carlos Alvarez que ha cuestionado, en líneas generales, algunos aspectos de la política económica.

Alessandro dijo que "éste es el momento en que hay que introducir no un nuevo modelo económico, pero sí una nueva óptica para complementar mejor las cosas".

El proyecto contempla un gasto público para el año próximo de 47.300 millones de dólares, con ingresos por 43.200 millones y un déficit fiscal de 4.100 millones de dólares.

Pero su llegada al Congreso se produce en circunstancias en que la Alianza corre riesgos de quedar fracturada entre sus dos integrantes, la Unión Cívica Radical (UCR) del Presidente y el socialdemócrata Frente del País Solidario (FREPASO), del ex vicepresidente, cuya renuncia el 6 de octubre puso en crisis a la coalición.

"Este proyecto es invotable", dijo el gobernador peronista de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf por cuanto mantiene la rebaja de los sueldos de los empleados del Estado y "un sistema fiscal absolutamente regresivo".

El gobernador, que ha tenido gestos de acercamiento con el Presidente Fernando de la Rúa y está enfrentado con el ex Presidente Carlos Menem, dijo que la Argentina no "sale de la crisis con esta política económica y social que está produciendo más desocupados...y con este presupuesto que afecta a los ancianos y a las economías regionales".

El proyecto mantiene el recorte de salarios estatales de entre el 12 y el 15%, y recortó los fondos destinados a la atención de los jubilados, entre otras medidas destinadas a controlar el déficit fiscal.

Machinea reconoció que la situación del país, con cuatro millones de desocupados, "es difícil para muchos argentinos que no tienen salarios suficientes para llevar una vida digna".

Pero sostuvo que el actual rumbo "es el camino correcto" a pesar de la dureza del plan.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores