Rusia podría dejar cadáveres del Kursk en el fondo del mar

"Si el análisis de la situación dentro del submarino da muestra de mucho peligro y señales de alta probabilidad de riesgo para los buzos, yo, como comandante en jefe de la fuerza naval, me veré forzado a cancelar la operación", dijo el almirante Vladimir Kuroyedov, oficial de la Armada rusa.

19 de Octubre de 2000 | 16:53 | Reuters
MOSCU.- Rusia podría suspender su plan de recuperar de las profundidades del mar de Barents, los cadáveres de los 118 marineros que murieron a bordo del submarino nuclear Kursk en agosto pasado, dijo este jueves un comandante naval.

"Si el análisis de la situación dentro del submarino da muestra de mucho peligro y señales de alta probabilidad de riesgo para los buzos, yo, como comandante en jefe de la fuerza naval, me veré forzado a cancelar la operación", dijo el almirante Vladimir Kuroyedov, en un comunicado.

El oficio es el más fuerte indicio de que la operación conjunta que realizan en la zona Rusia y Noruega podría impedir al Presidente Vladimir Putin cumplir su promesa de entregar los cadáveres a los familiares de las víctimas.

El submarino Kursk, de 154 metros, se hundió en agosto como consecuencia de dos explosiones. Los esfuerzos de Rusia, Gran Bretaña y Noruega fracasaron en su intento de rescatar a presuntos sobrevivientes.

Los expertos dijeron que los buzos enfrentan graves peligros al tratar de entrar en el submarino, no tanto por el intenso frío que azota la zona, ni por la oscuridad a más de 100 metros de profundidad, sino por los escombros y pedazos de metales que flotan en las aguas.

El miércoles, el coronel general Valery Manilov, jefe máximo de la operación, dijo a los periodistas que hasta ahora no se había tomado una decisión en cuanto a la entrega de los cadáveres.

Manilov dijo que la mayoría de los familiares de las víctimas no querían que se levantaran los cuerpos, haciéndose eco de una carta que enviaron a Putin el mes pasado, a fin de evitar que más hombres arriesgaran sus vidas al intentar agilizar la operación.

Este jueves, la agencia de noticias Interfax citó declaraciones del almirante en jefe de la Flota del Norte, Eduard Baltin, indicando que los cadáveres deben dejarse en las profundidades del mar de Barents.

"La operación no tiene sentido, y desde el punto de vista moral y psicológico es absolutamente inaceptable e incluso hasta blasfemo", dijo Baltin, según Interfax.

Dichas advertencias crearon una ola de especulaciones de que el propósito de la operación ruso-noruega es recuperar equipos secretos del Kursk, pero la versión fue rechazada por Kuroyedov.

Interfax dijo, también el jueves, que Kuroyedov había expresado que el supuesto equipo secreto debía ser recuperado antes de que el Kursk fuera sacado a flote, algo que Rusia planea hacer el año próximo si logra el apoyo internacional para dicha iniciativa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores