ONU condenó a Israel y pidió aplicar acuerdo de Sharm el Sheij

La resolución fue aprobada anoche en una sesión especial de emergencia de la Asamblea pedida por los países de la Liga Arabe y el Movimiento de los No Alineados, a instancias de los palestinos.

21 de Octubre de 2000 | 07:58 | EFE
NACIONES UNIDAS.- Una mayoría de países se pronunció en la ONU a favor de una resolución que condena a Israel por el uso excesivo de la fuerza y pidió la aplicación "sin demora" del acuerdo de Sharm el Sheij (Egipto), que estipula la creación de una comisión investigadora.

La resolución fue aprobada anoche en una sesión especial de emergencia de la Asamblea pedida por los países de la Liga Arabe y el Movimiento de los No Alineados a instancias de los palestinos.

Un total de 92 países votó a favor de la resolución, que necesitó largas sesiones negociadoras para suavizar un lenguaje que algunas naciones consideraban demasiado agresivo y añadir algún punto para expresar su apoyo al acuerdo alcanzado en Egipto.

Los votos en contra fueron seis, mientras que las abstenciones llegaron a 46, entre ellas algunas de países de la Unión Europea que, según el embajador francés, Jean David Levitte, no "logró expresarse con una sola voz".

No obstante, la UE, que preside este semestre Francia, es unánime en que el acuerdo debe aplicarse y "detener el engranaje de la violencia", añadió Levitte quien calificó la resolución como "un buen texto" y señaló como preocupantes las últimas noticias que informan de otras nueve víctimas mortales.

Con esta resolución, la Asamblea condenó la violencia ocurrida desde el 28 de septiembre, cuyo resultado ha sido "la muerte de cien personas, la gran mayoría civiles palestinos, y muchos heridos".

La resolución califica de "provocativa" la visita en la fecha mencionada de Ariel Sharon a la Explanada de las Mezquitas -lugar sagrado para los musulmanes- aunque no cita explícitamente al líder de la extrema derecha.

La Asamblea, único foro donde están representados todos los países miembros, expresó su apoyo al acuerdo alcanzado por palestinos e israelíes en la cumbre de Sharm el Sheij.

En el capítulo de peticiones figura que Israel, "la fuerza ocupante", se atenga escrupulosamente a sus obligaciones legales y sus responsabilidades bajo la Cuarta Convención de Ginebra, de 1949, relativa a la protección de los civiles en tiempos de guerra.

Además, apoya los esfuerzos para la reanudación de las negociaciones israelo-palestinas dentro del proceso de paz y pide la "rápida conclusión" de un acuerdo final.

El texto fue introducido por el embajador egipcio, Ahmed Abul Gheit, quien en su discurso subrayó que si "la agresión" se hubiera producido entre dos miembros de la ONU el Consejo de Seguridad habría exigido que se retractara de los actos, compensara a la víctima "por las pérdidas y juzgara a los responsables".

Pero "la situación es la de una vergonzosa agresión por una potencia ocupante sobre un pueblo indefenso bajo su ocupación", dijo el diplomático.

Estados Unidos fue uno de los países que votó contra la resolución, que cuando estaba prácticamente cerrada había sido calificada como "desequilibrada y tendenciosa" por el embajador estadounidense ante la ONU, Richard Holbrooke.

El diplomático se oponía a la celebración de esta sesión especial que Israel consideró injustificada, pero su colega egipcio estimó que no ha sido más que "un procedimiento normal después de que el Consejo de Seguridad dejara de asumir sus responsabilidades".

El Consejo adoptó el 7 de octubre, con la abstención de EE.UU., una resolución que condenaba el uso excesivo de la fuerza por Israel, pero cuando se planteó la celebración de una segunda reunión por el deterioro de la situación, Holbrooke anunció que su país la vetaría.

Su colega de Pakistán, Shamshad Ahmad, declaró anoche que la situación se ha deteriorado porque Israel no ha respetado la resolución del 7 de octubre.

En igual sentido se expresó el embajador de Argelia, Abdallah Baali, quien preguntó si se puede hablar de guerra cuando frente "a las piedras de los jóvenes manifestantes, Israel coloca sus helicópteros de combate, navíos de guerra y armamento sofisticado".

La sesión estuvo marcada por la agresividad de los discursos de países árabes, pese a que el secretario general había sugerido mantener un mensaje conciliador.

A su preocupación respondió, entre otros, el embajador argentino, Arnoldo Listre, quien pidió a Israel y la Autoridad Palestina que "perseveren en la senda del diálogo", cimienten "con actos concretos el necesario clima de confianza mutua" y se abstengan de actos que puedan destruir el frágil equilibrio sobre el terreno.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores