Avanzan en investigación por atentado a acorazado norteamericano

Las autoridades yemeníes interrogaban este domingo a los funcionarios del registro civil, en un intento por hallar pistas sobre la tarjeta de identidad falsificada que al parecer le emitieron al sospechoso de cometer el atentado suicida contra el destructor estadounidense Cole.

22 de Octubre de 2000 | 15:48 | AP
ADEN, Yemen.- Las autoridades yemeníes interrogaban este domingo a los funcionarios del registro civil, en un intento por hallar pistas sobre la tarjeta de identidad falsificada que al parecer le emitieron al sospechoso de cometer el atentado suicida contra el destructor estadounidense Cole, dijeron fuentes allegadas a la investigación.

Se cree que uno de los sospechosos tenía una tarjeta de identificación con el nombre de Abdula Ahmed Jaled al-Musawah, como residente de Lahej, 35 kilómetros al norte de Adén, dijeron fuentes que insistieron en no ser identificadas. Las autoridades creen que hay más tarjetas falsificadas emitidas por la oficina de registro civil de Lahej, agregaron las fuentes sin dar más detalles.

Los funcionarios sospechosos de participar en la falsificación de tarjetas figuran entre las 60 personas que son interrogadas por las autoridades yemeníes, dijeron las fuentes.

Todos los documentos presentados por el solicitante de la tarjeta de identidad emitida a nombre de al-Musawah correspondían a las que faltaban en el registro civil, indicaron.

Las fuentes no dijeron cuándo ingresaron los sospechosos a Yemen ni de dónde procedían, pero indicaron que las tarjetas fueron emitidas el 14 de julio de 1997, cuando se creía que los atacantes estaban fuera del país. Las personas entrevistadas sobre los involucrados en el atentado indicaron que hablaban un dialecto árabe de la zona del Golfo Pérsico.

Las autoridades registraban viviendas y otros lugares que se cree fueron utilizados por los atacantes. Dos personas no identificadas se hospedaban en por lo menos una de las viviendas y no han sido vistos desde el 12 de octubre cuando ocurrió la explosión, en la que murieron 17 marineros en el destructor Cole y 39 resultados heridos.

Un alto funcionario del gobierno estadounidense dijo en Aden que se había recogido gran parte de evidencia física de varios lugares que son investigados. El funcionario, que pidió no ser identificado, dijo que los laboratorios norteamericanos realizan algunas de las pruebas de evidencia, que Yemen no puede realizar por limitaciones técnicas.

Pero el funcionario no reveló qué tipo de evidencia había sido hallada o si alguna había sido enviada a Estados Unidos.

Entretanto, en el lugar de la explosión los marineros continuaban con el trabajo de reparación del destructor y buzos continuaban recogiendo evidencia forense del lecho marino.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores