Bush y Gore se lanzan acusaciones mutuas en camino a la Casa Blanca

Cuando faltan apenas dos semanas antes de las elecciones del 7 de noviembre, 28 gobernadores del Partido Republicano se reunieron con Bush en Austin para comenzar una gira nacional por los estados donde hay más competencia.

22 de Octubre de 2000 | 17:08 | AP
AUSTIN, Texas.- El gobernador de Texas, George W. Bush, comenzó una gira acompañado por sus colegas gobernadores, mientras que Al Gore realizaba campaña en el estado natal de su rival.

Ambos candidatos enviaron a sus representantes a los programas de radio y a las carreteras para obtener apoyo.

Cuando faltan apenas dos semanas antes de las elecciones del 7 de noviembre, 28 gobernadores del Partido Republicano se reunieron con Bush en Austin para comenzar una gira nacional por los estados donde hay más competencia.

Por su parte, Gore dirigió un discurso a varios dirigentes religiosos en Dallas.

Grupos de ambos partidos salieron a las calles para tratar de atraer al electorado que cada vez es más escaso -pero muy crítico- entre los votantes independientes.

El Presidente Bill Clinton también se apresta a hacer campaña en favor de su vicepresidente "en algunos lugares clave", aunque su papel será principalmente de apoyo, señaló el secretario de la presidencia de la Casa Blanca, John Podestá.

Los estrategas de Gore señalaron que ellos podrían cerrar su campaña con un "enfoque despiadado" de los temas en una serie de siete discursos, cuyos temas van desde los cuidados de salud al medio ambiente.

"Desde ahora hasta el último minuto del último día, estaremos hablando de los temas", señaló el portavoz Chris Lehane.

Los asesores de Gore argumentaron que la elección se encuentra prácticamente en un final de fotografía, y los temas que abordan les rendirán frutos con los votantes, y rechazaron sugerencias de que Bush tendría ventaja en las encuestas.

Bush tiene ventaja en algunas encuestas a nivel nacional mientras que otras siguen demostrando que la competencia es muy cerrada.

En la radio, los demócratas intensificaron sus esfuerzos en los programas dominicales y nuevamente pusieron a prueba la capacidad del gobernador de Texas. Los republicanos calificaron este tipo de campañas de ataque desesperado.

"Mis amigos hombres y blancos me dicen que es un buen chico, como yo. Sin embargo, quiero un buen presidente", dijo el senador Bob Kerrey, republicano de Nebraska, en el programa "Face the Nation" de la cadena CBS.

Cuando los estadounidenses ven a Bush, ellos ven "a una persona insegura de sí misma, y por tanto una persona que es inaceptable para convertirse en el Presidente de Estados Unidos", señaló el senador demócrata por Luisiana, John Breaux, en un programa de televisión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores