Políticos colombianos aún continúan secuestrados

En la antesala de las elecciones municipales y regionales de este domingo en Colombia, presuntos guerrilleros secuestraron a un candidato a gobernador y se reportó la desaparición de un senador y un diputado, mientras permanecen plagiados otros dos legisladores.

24 de Octubre de 2000 | 12:42 | AP
BOGOTA.- En la antesala de las elecciones municipales y regionales de este domingo en Colombia, presuntos guerrilleros secuestraron a un candidato a gobernador y se reportó la desaparición de un senador y un diputado, mientras permanecen plagiados otros dos legisladores.

Iginio Mosquera Lozano, candidato a la Gobernación del Departamento del Chocó, fue secuestrado ayer al parecer por guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la región del Medio Atrato, al occidente de Bogotá, informó hoy el Gobernador Juan B. Hinestroza.

El senador Juan Ignacio Mesa y el diputado a la Asamblea del Departamento de Antioquia Alvaro Velásquez, desaparecieron el domingo mientras hacían campaña electoral en el municipio de Ciudad Bolívar y se teme que estén secuestrados, dijo hoy a la AP el presidente del Congreso, Mario Uribe Escobar.

La Asamblea del Departamento de Antioquia exhortó a los secuestradores en un comunicado a que "los liberen lo más pronto posible y les respeten la vida".

Entre tanto, continúan secuestrados los congresista Zulema Jattín y Juan Manuel López Cabrales, quienes al parecer cayeron en poder de las Autodefensas (grupos paramilitares) durante el pasado fin de semana cuando hacían campaña proselitista.

"Se tiene la sensación de que los autores serían las Autodefensas Unidas de Colombia", dijo el Ministro del Interior, Humberto de la Calle, tras visitar ayer a Montería, capital del Departamento de Córdoba, en donde se produjo el secuestro.

El Ministro informó que los organismos de seguridad del estado buscan a los congresistas y anunció que dispuso vigilancia especial sobre otros legisladores y dirigentes políticos que podrían estar en riesgo de ser secuestrados.

El presidente del Congreso, Mario Uribe Escobar, condenó el secuestro de los legisladores y dijo que "constituye un grave atentado contra el proceso electoral y una amenaza seria para la democracia representativa del país".

"Espero que estos secuestros sean hechos aislados", agregó el presidente del Congreso, quien atribuyó su autoría a los grupos armados al margen de la ley que operan en Colombia.

Todos los dirigentes políticos secuestrados son miembros del Partido Liberal, el principal de la oposición.

Durante la campaña para las elecciones del domingo fueron asesinados 21 candidatos a alcaldes, 52 tuvieron que renunciar por intimidaciones y centenares fueron secuestrados por la guerrilla y grupos paramilitares que buscan influir en los resultados de los comicios.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores