Fuerzas norteamericanas no se retirarán del golfo Pérsico

El ataque contra el destructor norteamericano Cole no ocasionará la retirada de las fuerzas norteamericanas del Golfo Pérsico a pesar de las recientes amenazas terroristas, declaró hoy ante el Senado el comandante de las fuerzas en esa región, el general del ejército Tommy Franks.

25 de Octubre de 2000 | 12:37 | AP
WASHINGTON.- El ataque contra el destructor norteamericano Cole no ocasionará la retirada de las fuerzas norteamericanas del Golfo Pérsico a pesar de las recientes amenazas terroristas, declaró hoy ante el Senado el comandante de las fuerzas en esa región, el general del ejército Tommy Franks.

"El mando central de Estados Unidos no renunciará a esta misión", insistió Franks ante la Comisión de Servicios Armados del Senado. Sin embargo, Franks, responsable de todo el personal militar en la región del golfo, dijo que no pueden ser evitadas las amenazas terroristas en esa zona.

"Nunca reduciremos a cero el riesgo corrido por nuestro personal, pero reduciremos ese riesgo de todos los modos que podamos", afirmó en una declaración preliminar.

El presidente de la Comisión, el republicano John Warner, dijo que los senadores escucharán esta tarde el informe del FBI sobre el ataque sufrido por el Cole el 12 de octubre en el puerto yemení de Aden. Warner aclaró que la declaración del almirante Vern Clark, jefe de operaciones navales, no será accesible al público ni a la prensa para garantizar la seguridad de las tropas norteamericanas en el Oriente Medio.

El ataque contra el Cole, que mató a 15 marineros, fue al parecer obra de terroristas suicidas y planteó dudas sobre la vulnerabilidad de las fuerzas norteamericanas en la región.

El Pentágono dijo hoy que en respuesta a las amenazas específicas contra las fuerzas norteamericanas en Bahrein y Katar, esas tropas fueron colocadas en estado de alerta máxima. El Pentágono no describió la naturaleza de dichas amenazas y aclaró que no pudo determinar si tienen mérito.

"Tenemos información muy específica, pero su credibilidad no pudo ser verificada", dijo el vocero del Pentágono, el vicealmirante Craig Quigley.

El ataque contra el Cole, que hirió además a 39 marineros, contribuyó a la decisión de aumentar el estado de alerta de las fuerzas emplazadas en Bahrein y Katar, dijo Quigley. Las autoridades norteamericanas no han logrado identificar al culpable.

El estado de alerta en Bahrein y Katar fue elevado al nivel "Delta", el máximo, el pasado fin de semana, indicó el vocero.

Tras el ataque contra el Cole, los 23 barcos de la Quinta Flota con sede en Bahrein recibieron orden de hacerse a la mar para reducir su vulnerabilidad. Según Quigley, todos esos barcos -incluyendo el portaaviones Abraham Lincoln, dos cruceros, cinco destructores, dos fragatas, un submarino, dos barreminas y el resto de la flota- permanecerán "de momento" en alta mar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores