Jihad no desea la paz: Se atribuye autoría de atentado suicida

El grupo extremista palestino Jihad Islámica dijo este jueves que es responsable del atentado explosivo suicida contra un retén del ejército israelí en Gaza y prometió que habrá más ataques.

26 de Octubre de 2000 | 11:28 | Agencias
BEIRUT.- Un ciclista palestino detonó hoy una carga explosiva que llevaba en su bicicleta al llegar a un control militar israelí en la Franja de Gaza. La autoría del atentado fue adjudicado por el grupo extremista Jihad Islámico.

"Las Brigadas al-Quds (Jerusalén), ala militar del Movimiento Jihad Islámica en Palestina, reclaman la responsabilidad por el atentado suicida perpetrado por el heroico mártir Nabil Araeer... contra una posta militar sionista ... en Gaza", dijo el grupo en un comunicado enviado por fax a las agencias cablegráficas en Beirut.

El atacante llevaba en la bicicleta varios kilos de explosivos, dijo el ejército.

Las autoridades identificaron al sujeto como Nabil Araeer, de 24 años, conserje de un jardín de infantes en la ciudad de Gaza. Cerca de su casa, en leyendas pintadas en paredes, el grupo Yihad Islámico se adjudica la responsabilidad de la explosión, que provocó heridas leves a un soldado israelí.

Tras el ataque, un tanque israelí bloqueó la principal carretera de Gaza, lo que ocasionó un embotellamiento del tránsito de varios kilómetros.

Simultáneamente el Primer Ministro israelí Ehud Barak, que necesita urgentemente formar una coalición para salvar su gobierno de minoría, tuvo un arranque de ira hoy en una tormentosa reunión de su Partido Laborista.

Barak, que fue interrumpido por gritos, ha sido blanco de fuertes críticas por miembros de su partido de orientación liberal por haber declarado una interrupción en el proceso de paz.

"Crear un gobierno de unidad nacional no significa que dejemos de buscar la paz", dijo Barak, que ha sostenido conversaciones con partidos derechistas opuestos a efectuar concesiones a los palestinos.

Si el jefe palestino Yasser Arafat dice estar dispuesto a trabajar en las propuestas de paz discutidas previamente, "ésta es una base de discusión", dijo Barak.

Arafat también dejó la puerta abierta a posibles conversaciones. Cuando la cadena estadounidense ABC le preguntó si estaba dispuesto a reunirse con Barak, respondió que "si es necesario, por qué no".

Una figura palestina prominente, Jibril Rajoub, responsable de la seguridad en Cisjordania, también insinuó la posibilidad de renovados esfuerzos de paz, en declaraciones a periodistas israelíes.

"En estos tiempos difíciles, apelo directamente al público israelí", dijo Rajoub, hablando en hebreo, un idioma que aprendió en 17 años preso en Israel.

"Queremos la paz. Creímos durante muchos años que no hay alternativa, ni para ustedes ni para mí, a una paz de coexistencia y reconciliación histórica", dijo.

Israel dijo que el Jihad Islámico hizo el atentado para observar el aniversario del asesinato de su líder en 1995, Fathi Shekaki, en una operación por la que el grupo culpa a Israel.

La explosión ocurrió al día siguiente de que el Presidente Bill Clinton invitara nuevamente a Washington, para conferenciar por separado, al Barak y Arafat. Ambos dirigentes ignoraron la invitación.

"Nadie dijo que Ehud Barak irá a Washington", dijo el ayudante del Primer Ministro Danny Yatom a Radio Israel. "Lo que es importante ahora es detener la violencia y aún no ha ocurrido".

Barak dijo que se retiró por ahora del proceso de paz tras un mes de violencia callejera por parte de los palestinos y enfrentamientos armados que han causado 127 muertos y centenares de heridos, en su mayor parte palestinos.

El negociador palestino Ahmed Qureia dijo que es necesaria una nueva fórmula para negociar y que otros mediadores, entre ellos Rusia y la Unión Europea, deberían participar junto a Estados Unidos.

"Si (el proceso de paz) continúa de la misma forma, será difícil" lograr resultados, dijo Qureia.

Negociadores palestinos dijeron que Estados Unidos ya no puede ser él único mediador, y que la Unión Europea, Rusia y otras naciones deberían solicitar el acceso a las conversaciones. Marwan Barghouti, líder en Cisjordania del Movimiento Fatah de Arafat, fue aún más allá y dijo que el levantamiento debería continuar para extraer concesiones.

"Debemos continuar con este levantamiento para cambiar las reglas de las negociaciones y romper el monopolio de los estadounidenses", dijo Barghouti. "Estados Unidos no es un observador. Está protegiendo los intereses de Israel", agregó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores