Familiares de secuestrados colombianos agotan las últimas esperanzas

Los parientes de las entre 23 y 28 personas que siguen en manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras el secuestro de unas 60 en dos restaurantes y una finca de los alrededores de Cali (suroeste) el 17 de septiembre, insistieron hoy en que varios de los cautivos están enfermos de cólera.

26 de Octubre de 2000 | 15:29 | EFE
BOGOTA.- Los familiares de más de veinte personas secuestradas por la guerrilla colombiana del ELN el mes pasado cerca de Cali, clamaron este jueves por su liberación, tras conocerse la muerte de otro rehén, el segundo, y las penurias que sufren en las montañas próximas a la ciudad.

Los parientes de las entre 23 y 28 personas que siguen en manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras el secuestro de unas 60 en dos restaurantes y una finca de los alrededores de Cali (suroeste) el 17 de septiembre, insistieron hoy en que varios de los cautivos están enfermos de cólera.

Los familiares instalaron un campamento en una plaza de Cali, donde se comunican por radioteléfono con los guerrilleros y los rehenes, que han calificado su situación de angustiosa y pedido la suspensión de las operaciones militares en la región.

También han denunciado que en varios casos los rebeldes están pidiendo el pago de rescates. El Alto Comisionado presidencial para la Paz, Camilo Gómez, quien viajó hoy jueves a Cali, responsabilizó al ELN de la muerte del secuestrado Carlos Alberto García, así como de la suerte de sus compañeros de secuestro.

El asesor presidencial advirtió de que no se aceptará la petición de los guerrilleros de desmilitarizar el área durante cuatro días para la liberación, y subrayó que los organismos humanitarios están listos para recibir al grupo de retenidos.

García es el segundo de los secuestrados que muere en manos de los guerrilleros, después del deceso del médico Miguel Nassif, ocurrido hace dos semanas en una clínica de Cali tras ser herido por sus captores, permanecer a la intemperie y ser abandonado a su suerte.

Un guerrillero del ELN que se identificó como "comandante Julián" declaró al canal privado de televisión "Caracol" que García murió al agravarse una úlcera gástrica que padecía.

El insurgente criticó a las autoridades por no haber retirado las tropas, las acusó de "ser arrogantes" y, tras confirmar que son ocho los secuestrados enfermos, afirmó que no los entregarán "a los militares".

Entretanto, el arzobispo de Cali, Isaías Duarte, pidió permiso a las autoridades para ir a Los Farallones de Cali y gestionar personalmente la liberación, y el procurador general, Jaime Bernal, se declaró dispuesto a hacer lo mismo al condenar el deceso de García.

El Ejército colombiano denunció que al menos 164 personas secuestradas han muerto en cautividad este año en Colombia, entre ellas dos extranjeros, cifra superior en un 65 por ciento a la de todo el año pasado.

En la misma ciudad colombiana fueron secuestrados por la misma organización rebelde, en mayo de 1999, más de 160 feligreses en una misa dominical y fueron liberados en distintas fechas.

El ELN, la segunda guerrilla del país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), busca desde hace más de dos años la apertura de negociaciones de paz similares a las que esta última celebra desde hace un año.

El Ejército de Liberación Nacional llevó a cabo el año pasado otros dos secuestros masivos, el de 41 ocupantes de un avión comercial -de los cuales dos siguen en su poder en el norte del país-, y el de nueve socios de un club de pesca de Barranquilla, de los que cuatro no han regresado.

"Señores de la guerrilla, piensen en el país. Digan qué es lo que quieren, pero no nos sigan matando", dijo Sandra Corzo, pariente de uno de los rehenes.

Los detalles sobre la penosa situación de los cautivos se conocen a cuatro días de las elecciones regionales del domingo, interferidas también por el secuestro de seis parlamentarios y otros tantos candidatos a alcaldías o concejos municipales capturados en menos de una semana por presuntos paramilitares de extrema derecha y guerrilleros izquierdistas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores