Gore promete que mantendrá prosperidad económica de era Clinton

El demócrata Al Gore instó este viernes a los votantes a escoger su programa económico como la mejor forma para mantener una prosperidad récord, en un mensaje que espera será la clave para las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

27 de Octubre de 2000 | 11:08 | Reuters
WASHINGTON.- El demócrata Al Gore instó este viernes a los votantes a escoger su programa económico como la mejor forma para mantener una prosperidad récord, en un mensaje que espera será la clave para las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

En una entrevista con The Early Show, de la cadena CBS, el vicepresidente repitió en varias oportunidades que "la prosperidad está en las boletas" de sufragio y subrayó su promesa de equilibrar el presupuesto, junto con recortes de impuestos para la clase media.

En una contienda que figura como un empate estadístico según la mayoría de encuestas de intención de voto, Gore instó a los votantes a tomar "la opción apropiada y grandiosa para mantener (la prosperidad) en marcha".

Proclamando que está "entusiasmado" y "animado" en torno a una disputa que afirmó "se resolverá hasta el último minuto", Gore prometió hacer campaña hasta el propio día de la votación pregonando sus estrategias, en lugar de dedicarse a atacar a su rival, el candidato republicano George W. Bush.

"Voy a luchar por las familias de clase media ... Voy a pagar la deuda (federal). Invertiré en escuelas y en educación y voy a depurar el ambiente", dijo.

El vicepresidente también se proponía hacer énfasis en su mensaje sobre la economía en las próximas horas en el crucial estado de Pennsilvania, en lo que se ha convertido en un tópico diario de sus mensajes proselitistas.

Después de un período de crecimiento económico récord mientras el Presidente Bill Clinton ha estado en la Casa Blanca, ambos candidatos han discrepado agudamente en torno a lo que harían para prorrogar ese crecimiento y la forma en que utilizarían los superávit presupuestarios proyectados.

Bush ofrece extensos recortes tributarios. Si bien admite que los mayores recortes serían para los estadounidenses más acaudalados, el gobernador texano ha dicho que su plan resultaría en devoluciones de impuestos a cada hogar en Estados Unidos.

Gore ha sesgado su programa a la reducción de gravámenes en "familias trabajadoras", con recortes impositivos selectos. Con muchos analistas políticos creyendo que la proximidad de Gore a la presidencia de Clinton, afectada por numerosos escándalos, podría perjudicar sus aspiraciones, el vicepresidente siguió distanciándose de su jefe.

"De lo que esto se trata es de hacia dónde vamos a partir de aquí, sobre lo que está en el futuro", dijo, agregando que el papel de Clinton en la campaña ha sido, mayormente, de energizar a las bases demócratas para que acudan a las urnas.

Por lo general considerado carente del carisma de Clinton, Gore ha parecido en desventaja ante Bush, cuyo estilo más relajado ha generado más simpatías entre los votantes, según las encuestas de intención de voto.

"Puede que yo no sea el político que genere más entusiasmo", admitió Gore, pero agregó: "Trabajaré cada día con denuedo. Voy a luchar por el ciudadano promedio y no los decepcionaré".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores