Crisis política afecta a la economía peruana

Preocupado por el deterioro de las cuentas públicas, debido a la incertidumbre surgida entre los agentes económicos, la inestabilidad bursátil y el escepticismo de los inversionistas, el Gobierno peruano replanteará su estrategia para captar mayores ingresos fiscales.

29 de Octubre de 2000 | 11:54 | AP
LIMA.- La crisis política que agobia al Perú afecta directamente a su economía, que este año 2000 alcanzaría un crecimiento del 4,0% como máximo en lugar del 5,5% estimado inicialmente por el Gobierno, según el ministro de Economía, Carlos Boloña.

Y según Boloña, el crecimiento del Producto Bruto Interno, PBI, el próximo año apenas llegaría a un 3,5%.

Preocupado por el deterioro de las cuentas públicas, debido a la incertidumbre surgida entre los agentes económicos, la inestabilidad bursátil y el escepticismo de los inversionistas, Boloña dijo anoche que se replanteará la estrategia gubernamental para captar mayores ingresos fiscales.

La decisión oficial de equilibrar los ingresos y gastos estatales obedece también a las negociaciones que efectúa el Gobierno con una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que evalúa aquí el comportamiento de la economía peruana.

El funcionario dispuso que a través de la estatal Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT), se inicie de inmediato un programa de "transparencia tributaria", para incrementar la recaudación durante los próximos meses.

Según un informe reciente de la SUNAT, el cobro del Impuesto General a las Ventas, entre enero y agosto de este año, generó una recaudación equivalente a 804 millones de dólares, cifra considerada insuficiente por las autoridades fiscales ya que para este año se esperaba una mayor recaudación que en 1999, cuando llegó a 1.207 millones de dólares.

Este impuesto grava la mayoría de transacciones y operaciones comerciales en el país con un 18% de la facturación.

Boloña dijo que la baja recaudación elevará el déficit fiscal de este año hasta un 2,8% del PBI, mientras que la proyección inicial establecía un tope de 2,1%.

El decano del Colegio de Economistas de Lima, Héctor Hinojosa, dijo que el Gobierno no sólo debe limitarse a ejecutar una mayor presión tributaria, sino establecer un programa drástico de austeridad y una mejor redistribución del presupuesto público.

Por su parte, el ministro de Agricultura, José Chlimper, se comprometió a reducir el presupuesto de su ministerio en 5% para que otras carteras sigan el ejemplo y el Estado ahorre unos 485 millones de dólares al presupuesto, que "hemos proyectado en 35.000 millones de soles (equivalente a 10.000 millones de dólares) para el próximo año".

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas, la principal organización privada del ramo, expresó su confianza en que la situación política del país tenga un desenlace feliz para que no se posterguen nuevas inversiones en diversos sectores productivos.

Según la estatal Comisión de Promoción de la Inversión Privada (COPRI), hasta fin de año se espera captar inversiones por 650 millones de dólares.

En la década de 1990, el programa de privatización y concesiones de bienes estatales, que acometió el Gobierno, generó ingresos al fisco por 8.900 millones de dólares; mientras que los compromisos de inversión ascendieron a 7.200 millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores