Los programas económicos de Gore y Bush

Ambos proyectos basan sus propuestas en excedentes presupuestarios hipotéticos que se obtendrían en los 10 próximos años de la continuación de la expansión sin precedentes que atraviesa Estados Unidos desde 1991.

04 de Noviembre de 2000 | 10:50 | AFP
WASHINGTON.- Los programas económicos de los dos principales candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, el republicano George W. Bush y el demócrata Al Gore, difieren sobre todo en la amplitud de la reducción de impuestos propuesta.

Ambos basan sus propuestas en excedentes presupuestarios hipotéticos que se obtendrían en los 10 próximos años de la continuación de la expansión sin precedentes que atraviesa Estados Unidos desde 1991.

Bush desea reducir la presión fiscal directa en 1.300 millardos (1,3 billones) de dólares en la próxima década, "redistribuyendo así un cuarto del excedente" presupuestario a los estadounidenses, dijo.

Para hacer esto, piensa simplificar y bajar los tramos de impuestos actuales, de 15%, 28%, 31%, 36% y 39%, reemplazándolas por cuatro tasas menores, de 10%, 15%, 25% y 33%.

Este nuevo sistema permitiría a seis millones de hogares de los más desfavorecidos no pagar más impuestos y reduciría asimismo la tributación de los más ricos.

Propone también la reducción de la penalidad fiscal que afecta a las parejas casadas, la eliminación de la contribución territorial, la duplicación a 1.000 dólares del crédito de impuesto por niño y un aumento del monto de ahorro exonerado de impuesto destinado a financiar el costo de los estudios universitarios.

Para las empresas, Bush ofrece hacer permanente el crédito fiscal concedido a la investigación.

Al Gore sólo ofrece una baja de 500 millardos (500.000 millones) de dólares de impuestos en 10 años, privilegiando la continuación de una política económica "prudente" que consiste sobre todo en reembolsar la deuda pública federal para eliminarla de aquí al 2012, un objetivo ya fijado por el Gobierno de Bill Clinton.

El vicepresidente prevé también beneficiarse de los excedentes presupuestarios para constituir un fondo de 300 millardos (300.000 millones) de dólares para enfrentar una eventual crisis de la economía.

Gore mantiene los tramos actuales de impuestos, pero propone varias medidas fiscales destinadas sobre todo a aliviar a la clase media.

Ofrece créditos de impuesto para los seguros médicos contratados individualmente, de manera de alentar a los cerca de 42 millones de estadounidenses que actualmente carecen de cobertura de salud, a que tengan una.

Gore es favorable además a conceder créditos fiscales para aumentar las jubilaciones de la clase media y de los menos favorecidos.

Como su oponente republicano, propone reducir la penalidad fiscal de las parejas casadas y ofrece una deducción de hasta 10.000 dólares para los gastos de educación superior, muy onerosos en Estados Unidos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores