Termina crisis de rehenes en Grecia

El secuestrador, Christos Kendiras, de 47 años, tomó el autobús con 35 turistas en la antigua Epidavros, al sur de Atenas, después de una disputa familiar en la que mató a su suegra y a un vecino al que acusaba de ser amante de su esposa. La policía dijo que todos los rehenes salieron ilesos y se encontraban en libertad.

16 de Abril de 2013 | 14:41 | Reuters
ATENAS.- Un hombre griego armado se entregó el sábado a la policía y liberó a 35 personas, en su mayoría turistas japoneses, a las que mantuvo como rehenes en un autobús por casi nueve horas, tras una disputa familiar que dejó dos muertos. Imágenes de televisión mostraron al secuestrador, Christos Kendiras, mientras salía del autobús en compañía de un reportero de televisión que participó en las negociaciones para poner fin al drama. La policía dijo que todos los rehenes salieron ilesos y se encontraban en libertad. Kendiras, un empleado de un garaje de 47 años, secuestró el autobús en la antigua Epidavros, al sur de Atenas, después de una disputa familiar en la que mató a su suegra y a un vecino al que acusaba de ser amante de su esposa. Amenazando con matar a los rehenes uno por uno si la policía intervenía, forzó al conductor del autobús a manejar todo el día, yendo y viniendo por una de las principales autopistas de Grecia que conecta a Atenas con el Peloponeso, en el norte del país. La policía dijo que su única demanda era que se le permitiera hablar públicamente sobre sus problemas familiares. Según la televisión estatal, el drama terminó cuando la policía concedió a Kendiras su petición de entregarse al reportero Makis Triandafyllopoulos, del canal de televisión Alpha. El secuestrador tenía una pistola y un rifle de caza, que las autoridades creen us previamente para matar a las dos personas en su pueblo natal, Galatas, en la península del Peloponeso. El operador japonés de la gira divulgó los nombres de 22 mujeres y 10 hombres japoneses, en su mayoría en edades de entre 60 y 80 años, que llegaron a Grecia el jueves para una visita de nueves días. ASIGNAN PSICOLOGOS AL CASO La policía asignó psicólogos especiales para calmar a Kendiras, quien se encontraba sumamente agitado y confundido, y envió a negociadores entrenados para hablar con él. La prensa griega informó que la esposa del secuestrador fue llevada al cuartel general de la policía para ayudar a las autoridades a comunicarse con él. Kendiras inicialmente ordenó al autobús tomar rumbo hacia Atenas, pero lo hizo detenerse y volver hacia atrás en una carretera bloqueada cerca del pueblo de Corintos. El hombre dijo a la televisión que secuestró el autobús tras la pelea familiar. Después se dirigió a un lugar cerca de Epidavros, le prendió fuego a su propio auto y secuestró el autobús. Alrededor de una decena de autos patrulleros de la policía siguieron al autobús secuestrado, que conducía a poca velocidad. Kendiras disparó contra un policía que trató de acercarse en una motocicleta para negociar negociar directamente. El policía resultó levemente herido al caerse de la motocicleta. Grecia ha sufrido una serie de secuestros en el último año. En incidentes diferentes, hombres armados albaneses secuestraron autobuses en el norte de Grecia y demandaron ser trasladados a Albania. Un yate turístico arrendado por una familia suiza también fue secuestrado este verano cerca de las costas del Peloponeso.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores