Británicos impiden inspección por España de submarino averiado

La autoridad naval británica dijo que no podía permitir la inspección del reactor por razones militares, dijo en un comunicado el Consejo de Seguridad Nuclear.

04 de Noviembre de 2000 | 17:38 | AP
MADRID.- Dos ingenieros españoles pudieron abordar un submarino nuclear británico averiado en Gibraltar para disipar temores de una pérdida de radiactividad, pero no se les permitió inspeccionar el reactor, dijo hoy el gobierno español.

La autoridad naval británica dijo que no podía permitir la inspección del reactor por razones militares, dijo en un comunicado el Consejo de Seguridad Nuclear.

Los partidos españoles de oposición dijeron que la inspección fue un ejercicio diplomático inútil y reiteraron que Gran Bretaña debe llevarse el submarino para repararlo en su país. El gobierno español "quedó como un tonto", dijo Gaspar Llamazares, dirigente de Izquierda Unida.

El CSN dijo que la visita al submarino "Tireless", varado en la colonia británica del sur de España desde mayo, y al muelle mismo duró cuatro horas.

Pero la prensa española dijo que los técnicos pasaron apenas media hora a bordo del submarino.

Los técnicos pudieron ver los sistemas de control de accesos, protección contra incendio y comunicaciones, pero no el recinto donde se aloja el reactor.

Madrid ha pedido a Londres que le permita inspeccionar el submarino, cuya presencia ha provocado furia y temor entre las 250.000 personas que viven en los pueblos españoles vecinos a Gibraltar.

El submarino se encuentra bajo reparación en Gibraltar desde mayo, cuando aparecieron grietas en su sistema refrigerante. Gran Bretaña reconoció luego que el problema era más grave de lo que parecía al comienzo, y que la grieta puede deberse a un defecto en el diseño. Trajo a puerto a 12 submarinos idénticos al "Tireless" para controlarlos.

El problema encabezó la agenda de discusiones el mes pasado entre el primer ministro británico Tony Blair y el presidente de gobierno español José María Aznar. Ambos insistieron que la avería de la nave no significaba peligro alguno.

La presencia del submarino ha sumado un factor irritante a las relaciones periódicamente afectadas por la existencia misma de la colonia. España reclama la soberanía sobre el Peñón, pero Londres se niega a discutir el asunto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores