Se suicida griego que secuestró bus de turistas

Christos Kendiras, el griego que secuestró un autobús lleno de turistas japoneses y quien después se entregara a un presentador de televisión en un insólito drama, se suicidó este domingo poco antes de ser acusado formalmente, saltando del séptimo piso del cuartel de la policía.

05 de Noviembre de 2000 | 09:28 | Reuters
ATENAS.- El griego que secuestró un autobús lleno de turistas japoneses antes de entregarse a un presentador de televisión en un insólito drama, se suicidó este domingo poco antes de ser acusado formalmente, informó la policía.

Las autoridades dijeron que Christos Kendiras saltó por una ventana del séptimo piso del edificio del cuartel general de la policía, cayendo en la calle Alexandras, una importante arteria del centro de Atenas.

Los ancianos turistas nipones fueron liberados ilesos ayer sábado después de una odisea de nueve horas, cuando Kendiras se entregó al presentador de un programa de televisión, antes de ser puesto a disposición de las autoridades.

El hombre se apoderó del vehículo cerca del antiguo sitio de Epidavros y tomó 35 personas de rehenes después de una disputa familiar que terminó con la muerte de su suegra y del supuesto amante de su esposa.

Kendiras iba a ser llevado al fiscal del puerto del Pireo para ser acusado de las dos muertes y del secuestro. Antes había amenazado con matar uno por uno a los 35 japoneses, al guía y al chofer griegos que tenía en su poder si la policía intervenía.

Kendiras estaba armado con una pistola y una escopeta de caza, con la cual cree la policía había matado antes a las dos personas en su pueblo de Galatas, en la península del Peloponeso.

Pero el hombre soltó a todos los rehenes y se entregó en un arreglo poco común que le permitió explicar sus preocupaciones al popular presentador de la televisión Makis Triandafyllopoulos, antes de ser entregado a las autoridades.

La policía había seguido al autobús todo el día mientras se desplazaba por una de las principales carreteras entre Atenas y el Peloponeso antes de detenerse en la oficina de Triandafyllopoulos.

El comunicador sacó al asaltante de la mano del ómnibus. Los dos tomaron un trago y conversaron durante unos 10 minutos antes de que Kendiras fuera llevado del lugar por la policía.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores