Bush y Gore luchan voto a voto; Florida lo decidirá todo

A las 06:00 horas GMT (03:00 horas de Chile) Bush obtenía un total de 246 votos en el colegio electoral contra 242 para Gore, sobre los 270 necesarios para acceder a la Casa Blanca, según resultados de encuestas a boca de urna citados por las principales televisoras norteamericanas. El drámatico final de los comicios será definido por el reñido escrutinio en el estado clave de Florida.

08 de Noviembre de 2000 | 03:06 | AFP
WASHINGTON.- El demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush se disputan cabeza a cabeza la presidencia de los Estados Unidos, en un final dramático que será definido por el reñido escrutinio en el estado clave de Florida.

A las 06:00 horas GMT (03:00 horas de Chile) Bush obtenía un total de 246 votos en el colegio electoral contra 242 para Gore, sobre los 270 necesarios para acceder a la Casa Blanca, según resultados de encuestas a boca de urna citados por las principales televisoras norteamericanas.

En Florida -que procura 25 votos en el colegio electoral- Bush tenía 50% contra 48% para Gore a las 06:00 horas GMT, siempre según estimaciones de las televisoras, sobre un 84% de los sufragios. De confirmarse esa ventaja, el republicano sumaría 271 votos y se convertiría en el próximo Presidente, aunque pierda en todos los demás estados.

Quedan también por definir los resultados en Iowa, Oregon y Wisconsin.

Gore se impuso en Connecticut, Delaware, el Distrito de Columbia, Illinois, Maryland, Massachusetts, Maine, Michigan, New Jersey, Nueva York, Vermont, Minnesota, New Mexico, Hawaii, California y Washington.

Por su parte, Bush en Alabama, Dakota del Sur, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Mississippi, Nebraska, Carolina del Norte y del Sur, Oklahoma, Texas, Virginia, Wyoming, Ohio, Tennesse, Utah, Idaho, Montana, New Hampshire, Missouri, West Virginia, Colorado, Nevada, Arizona y Alaska.

Gore parecía inicialmente en buena posición para convertirse en el 43º Presidente de Estados Unidos, al imponerse en varios bastiones clave en disputa como Michigan, Minnesota y Pensilvania, a los que sumó posteriormente una importante y previsible victoria en California.

Sin embargo, los canales de televisión corrigieron proyecciones iniciales sobre Florida que daban ganador al demócrata y afirmaban a partir de las 03:00 horas GMT que los resultados eran demasiado parejos como para poder pronunciarse.

Además de la presidencia también están en juego 435 bancas de la Cámara de Representantes -en la cual los republicanos conservaron su mayoría, según dos cadenas de televisión- y una tercera parte de los 100 escaños del Senado, ambos controlados por los republicanos desde 1994.

Según estimaciones preliminares, los republicanos mantuvieron el control de la Cámara de Representantes, restando por definir la pugna en el Senado.

Las gobernaciones de 11 Estados y una variedad de cargos locales -desde ediles hasta miembros de directorios escolares- igualmente se decidían este martes.

Bush y Gore habían concluido sus campañas a ritmo desenfrenado, en uno de los comicios norteamericanos más disputados en cuatro décadas.

"Vamos a la Casa Blanca, de eso no me queda la menor duda", lanzó Gore, casi afónico al cerrar el martes el maratón de las últimas 30 horas en cinco estados clave, antes de sufragar junto a su esposa Tipper en Cartago, en el estado de Tennessee, el bastión familiar.

Horas antes, estaba en Miami en una recta final de campaña donde cada voto cuenta. "Necesito su ayuda, necesito su voto", pidió el vicepresidente de 52 años a la multitud que gritaba: "Queremos a Gore".

Bush mostraba la misma seguridad que su rival al concluir su recorrido proselitista. "Están viendo al próximo Presidente de Estados Unidos", proclamó en Austin, capital del Estado de Texas, que gobierna desde 1994.

Bajo un cielo lluvioso, Bush apareció sonriente en el Travis County Courthouse, un tribunal, para depositar su papeleta, el último acto de la carrera hacia la presidencia.

Se trata de la carrera presidencial más reñida desde las elecciones de 1960 que enfrentaron a John F. Kennedy y Richard Nixon. Hasta último momento, las encuestas no permitieron aventurar resultados.

Para acceder a la Casa Blanca, hacen falta por lo menos 270 votos en el colegio electoral de 538 miembros, que representan a los 50 estados de la Unión y al Distrito de Columbia.

Las primeras mesas de votación cerraron a las 23:00 horas GMT en la costa este y las últimas en la costa oeste y Hawaii lo hicieron a las 04:00 horas GMT del miércoles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores