Pesimismo en frente diplomático y rebrote de violencia en Medio Oriente

"Soy pesimista respecto de las posibilidades de reiniciar el proceso después de mis entrevistas con Clinton", declaró el Primer Ministro israelí Ehud Barak.

10 de Noviembre de 2000 | 15:52 | AFP
GAZA.- El Primer Ministro israelí, Ehud Barak, se declaró el viernes "pesimista" respecto a las posibilidades de reactivar el proceso de paz en la reunión que mantendrá el domingo con el Presidente estadounidense, Bill Clinton, mientras un rebrote de violencia dejaba otros 4 palestinos muertos en Oriente Medio.

"Soy pesimista respecto de las posibilidades de reiniciar el proceso después de mis entrevistas con Clinton", declaró Barak a la prensa en vísperas de viajar a Washington, donde el Presidente saliente de Estados Unidos se reunió la víspera con el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat.

"Mi objetivo en Washingon será en primer lugar detener la violencia" en los territorios palestinos, indicó Barak.

"Esperamos que no haya escalada (...), pero la situación es sensible y puede deteriorarse", declaró Barak a la prensa en una base militar cerca a Ramaláh.

Por su parte, Arafat se reunió con el Consejo de Seguridad de la ONU para abogar por el despliegue de una fuerza internacional de protección de la población civil palestina.

La reunión entre el presidente de la Autoridad Palestina y los embajadores de los quince países miembros del Consejo ante Naciones Unidas empezó a las 10H40 locales (15H40 GMT), indicó un portavoz de la ONU en Nueva York.

En el terreno, dos de las cuatro víctimas palestinas murieron por disparos israelíes en los pasos fronterizos de Karni y Erez, entre la Franja de Gaza e Israel.

Un poco más tarde, dos palestino murieron cerca de la ciudad de Jenin (norte de Cisjordania).

Ayad Fahmawy, de 25 años, fue alcanzado en la cabeza por balas durante un enfrentamiento con soldados israelíes y Usama Mazen Azuqa, de 15 años, murió por un disparo que le atravesó la espalda y el pecho.

Con estas nuevas víctimas se elevan a 200 los muertos, la gran mayoría palestinos, desde el inicio de la Intifada el 28 de septiembre.

Por otra parte, un soldado israelí resultó gravemente herido cerca de la Tumba de Raquel. Un portavoz militar calificó su estado de "desesperado".

En las cercanías de la Ciudad Vieja de Jerusalén, en la parte oriental de la Ciudad Santa, otro policía israelí resultó herido levemente en la mañana en un atentado con explosivos.

Un violento tiroteo también se produjo cerca de Ramalá, norte de Cisjordania, donde el Ejército israelí disparó cohetes antitanques contra palestinos armados, informó la radio pública israelí sin dar más detalles.

Intercambios de disparos en Hebrón dejaron 27 palestinos heridos, según fuentes médicas.

En Belén (sur de Cisjordania), miles de personas participaron en los funerales del jefe militar del Fatah, el movimiento de Arafat, Hussein Abayat, que murió la víspera tras ser alcanzado su vehículo por un misil disparado por un helicóptero israelí en Beit Sahur.

El ataque, planificado con cuidado, costó la vida a otros dos palestinos que se encontraban por casualidad en el lugar.

Además, unos 30.000 palestinos desfilaron en la Franja de Gaza amenazando con matar a Barak, para vengar a Abayat.

Según responsables militares israelíes, Abayat era el responsable de los disparos que mataron a tres soldados israelíes en el sector de Belén.

Tras la multiplación de enfrentamientos este viernes, el Ejército israelí cerró Belén y Ramalá, impidiendo a los palestinos entrar o salir de estas ciudades.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores